China impone “castigo social” para los científicos que cometan malas prácticas

Captura YouTube 

A mediados de este año el gobierno chino anunció que implementaría un Sistema de Crédito Social, en el cual cada persona tendrá una puntuación y de acuerdo a ésta se premiaría o castigaría a los ciudadanos. Ahora, el país asiático ha anunciado que los científicos que incurran en malas prácticas, también estarán en este sistema y podrán ser castigados.

Según informa Nature, a los investigadores en China que cometen una mala conducta científica pronto se les podría impedir obtener un préstamo bancario, dirigir una empresa o solicitar un trabajo de servicio público. Este tipo de castigo va más allá de las usuales restricciones académicas.

Bajo la nueva política, las agencias gubernamentales tendrán el poder de imponer multas a aquellos científicos que sean atrapados cometiendo una falta. Los investigadores que cometan fraudes también podrían enfrentarse a castigos que no tienen nada que ver con la investigación, como las restricciones en los empleos fuera de la academia, o la pérdida de subvenciones y premios.

Esta decisión es la última medida del gobierno chino para acabar con la mala conducta. Pero la naturaleza y el alcance de la política ha sorprendido a muchos investigadores. "Nunca he visto una lista tan completa de sanciones por mala conducta de investigación en otras partes del mundo", dijo a la revista, Chien Chou, investigador de educación sobre integridad científica de la Universidad Chiao Tung en Taiwán.

Por su parte, Li Tang, quien estudia política científica en la Universidad Fudan en Shanghai cree que la medida “envía una clara señal de que frenar la mala conducta debe ir más allá de la comunidad académica o la moral individual. El castigo legal también puede aplicarse".

El caso de la mala conducta en China

Hace unos años, los científicos del gigante asiático fueron acusados de realizar fraudes. Desde ese entonces los líderes chinos se han centrado cada vez más en solucionar ese problema, siguiendo los informes en curso de los investigadores que utilizan datos fraudulentos, falsificando CV y ​​falsificando revisiones por pares.

En mayo, el gobierno anunció reformas radicales para mejorar la integridad de la investigación. Uno de ellos fue la creación de una base de datos nacional de casos de mala conducta. La inclusión en la lista podría descalificar a los investigadores de futuros puestos de financiamiento o de investigación, y podría afectar su capacidad para obtener empleos fuera de la academia.

El sistema de castigo parece coincidir con ese objetivo. "Esto demuestra que China se toma muy en serio la integridad de la investigación", dice Max Lu, un ingeniero químico y presidente de la Universidad de Surrey en Guildford, Reino Unido, quien previamente asesoró al gobierno chino sobre políticas científicas.

Sin embargo, el gobierno también debe definir qué acciones constituyen una falta de conducta importante en la investigación y cómo se aplicarán las sanciones, dice Chou. "Debería quedar claro para los investigadores".

Así mismo, erradicar la mala conducta requerirá mucho más que castigos draconianos, los educadores también deberán poner especial énfasis en la enseñanza de la ética. Los cursos obligatorios sobre integridad de la investigación se están volviendo más comunes, pero se podría hacer más, dice Tang. "Educar a los investigadores de laboratorio y a las generaciones más jóvenes es extremadamente importante", añade.

La decisión del gobierno chino coincide con el anuncio del científico He Jiankui, quien a finales de noviembre aseguró haber realizado las primeras modificaciones genéticas en embriones humanos que eventualmente se convirtieron en bebes. Por el momento, se desconoce el paradero del científico chino.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

 

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.