Israel planea reforzar su “Cúpula de Hierro” con un láser antimisiles

U.S Army 

El Ministerio de Defensa israelí anunció su intención de ordenar el desarrollo de sistemas láser para derribar cohetes y morteros no guiados. Según Breaking Defense, se planea gastar al menos 800 mil dólares en el proyecto, el cual reducirá significativamente el costo de repeler ataques con misiles y reducirá el tiempo de respuesta.

El anuncio se realizó poco después de un bombardeo masivo del territorio israelí por militantes de Hamas. A mediados de noviembre de este año, los militantes lanzaron 460 misiles no guiados hacia Israel en un solo día desde la Franja de Gaza. Para repeler el ataque con misiles, se utilizaron los sistemas de defensa de misiles Iron Dome (Cúpula de Hierro), que no podían interceptar todos los proyectiles.

El domo de hierro

La batería Cúpula de Hierro consiste en un centro de control, una estación de radar y tres lanzadores con 20 misiles Tamir cada uno. El complejo, diseñado para interceptar varios misiles con un alcance de hasta 70 kilómetros, puede determinar la ubicación de la caída de la munición y cancelar la orden de destruirla si cae en un área deshabitada. El costo de un anti misil Tamir es de unos cien mil dólares. Actualmente, diez de estas baterías están desplegadas en Israel.

El Ministerio de Defensa israelí cree que los sistemas antimisiles con láser podrían complementar eficazmente las capacidades actuales, reduciendo significativamente el tiempo de respuesta al inicio de un ataque con cohetes.

Todavía no se sabe cuándo está previsto exactamente comenzar el desarrollo de un nuevo complejo. Además, los militares no revelan qué compañías estarán involucradas en el proyecto. Según el presidente de la Agencia Espacial Israelí, el General de División (Ret.) Yitzhak Ben-Israel, Israel tiene algo de experiencia en el campo de las armas láser, y el primer láser antimisiles puede lanzarse en un año.

Los candidatos

En 2015, la compañía israelí Rafael Advanced Defense Systems dio a conocer dos versiones del avanzado sistema láser de combate Iron Beam. El complejo en desarrollo se presentó en forma de un sistema de defensa de misiles diseñado para atacar misiles y proyectiles de artillería. El complejo es móvil, y las instalaciones de láser se montan dentro de contenedores de carga estándar. Consiste en una estación de radar, un punto de control y dos sistemas láser, con una capacidad de "varias decenas de kilovatios" cada uno.

En 2017, la compañía anunció la creación de un sistema para proteger los objetos de los vehículos aéreos no tripulados "Drone Dome" con un láser de combate de baja potencia. Se supone que este complejo proporcionará una protección total de los objetos de los drones enemigos. Consta de sensores electroópticos e infrarrojos, así como una estación de radar y un sistema de supresión radioelectrónica. El sistema puede operar tanto fuera de línea como bajo el control del operador.

Israel Aerospace Industries también anunció su disposición para crear un láser de combate. La compañía declaró que el sistema prototipo ya se había creado y había pasado las primeras pruebas, mostrando buenos resultados. Estos controles se realizaron a baja potencia y está previsto que las pruebas del prototipo a plena capacidad se realicen en 2019. Este complejo láser puede utilizarse para defender objetos de misiles de corto alcance.

El fenecido sistema Nautilus

Cabe señalar que el Ministerio de Defensa israelí ya había ordenado el desarrollo de un láser antimisiles. En la segunda mitad de la década de 1990, la primera mitad de la década de 2000, se desarrolló una unidad de combate con un láser químico Nautilus THEL. Varias empresas americanas participaron en este proyecto. Durante las pruebas, el prototipo del complejo derribó con éxito 28 cohetes del sistema de fuego de Katyusha.

En 2006, el ejército israelí cerró el proyecto Nautilus THEL debido a sus posibles peligros ambientales: el complejo incluía varios tanques con productos químicos utilizados como fuente de energía. Además, la presencia de tales tanques hizo que la instalación fuera técnicamente difícil y de baja maniobrabilidad. Después de que se cerró el proyecto, los militares se enfocaron en desarrollar un sistema de defensa de misiles en capas con varios sistemas antimisiles.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

 

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.