Robot mensajero de KiwiBot se quemó mientras llevaba comida a domicilio [VIDEO]

El robot de reparto KiwiBot se incendió al llevar un pedido a una calle de la ciudad de Berkeley, California, EEUU. La causa del incendio fue una falla de la batería, así como la falta de un software que rastree su estado. Después de este incidente, el fabricante actualizó el software de los robots, informa The Verge.

La mayoría de los desarrolladores de sistemas de piloto automático están trabajando en la construcción de vehículos no tripulados. Pero también hay quienes se dedican a la creación de carteros no tripulados: robots pequeños (drones) que pueden entregar bienes o alimentos de forma automática desde una tienda o almacén hasta el punto de entrega final: la casa u oficina del cliente. 

En algunos países, estos robots, en su mayoría terrestres, ya se utilizan en modo experimental. Kiwi propuso uno de los conceptos más inusuales: tres tipos de robots para repartir comida de cafés y restaurantes. Primero, un robot-contenedor lleva los productos del mostrador de la cafetería a la calle. En la calle, un humano que llega en una bicicleta carga los alimentos, después de lo cual la bicicleta automática sale y reparte a otros robots por toda el área, que a su vez entregan los paquetes directamente a los clientes. Vale la pena señalar que la compañía no revela algunos detalles sobre el sistema.

El 14 de diciembre, uno de los KiwiBot que entregaba paquetes a los clientes se incendió mientras trabajaba en Berkeley. Poco después, un transeúnte apagó el fuego con un extintor de incendios. Después de lo sucedido, Kiwi suspendió el uso de todos sus robots (más de 100 unidades) y comenzó a estudiar las razones de lo que había pasado. En un comunicado emitido después del incidente, la compañía dijo que la causa era una batería defectuosa, con la cual uno de los trabajadores reemplazó la batería anterior en este robot. Para evitar que esto vuelva a suceder, Kiwi agregó al software del robot un sistema para rastrear el calor y los cortocircuitos en la batería, lo que debería evitar un incendio debido a la aceleración térmica.


Curiosamente, después del incidente, los residentes de la ciudad de Berkeley erigieron un memorial con velas en el lugar del incendio.

Recientemente la empresa Cleveron presentó un camión de reparto no tripulado equipado con un robot-brazo. Este dispositivo puede colocar el paquete de forma independiente en una caja automatizada desde la cual el cliente puede recogerlo, informa un comunicado de prensa de la compañía.

 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.