Isótopos de magnesio revelan más detalles sobre el antiguo e infernal océano de magma lunar

NASA

Investigadores estadounidenses analizaron la composición isotópica del magnesio en muestras de rocas lunares y descubrieron que en la Luna se formaron basaltos durante el derretimiento de varias partes del magma, que se formaron como resultado de su cristalización. Además, resultó que la composición isotópica del magnesio en la Luna es similar a la composición del sistema solar interno. El estudio fue publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Después de la finalización del programa estadounidense Apollo, se trajeron muestras de suelo lunar a la Tierra. Ya los primeros estudios han demostrado que su composición isotópica es muy diferente dependiendo del lugar de muestreo. Estas conclusiones llevaron a la creación de una hipótesis sobre la existencia del océano magmático lunar, a partir del cual se formó la corteza del cuerpo celeste. Se cree que las rocas menos densas (anortosita) emergieron a la superficie del magma cristalizador, mientras que las rocas más densas descendieron para formar capas de olivino y piroxeno. Según una hipótesis, los mares basálticos lunares más jóvenes (manchas oscuras de lava solidificada en la superficie de la Luna) aparecieron como resultado de la erupción de las partes fundidas del océano magmático lunar. Para probar esta hipótesis, los científicos de la Universidad de Harvard, Fatemeh Sedaghatpour y Stein B. Jacobsen, analizaron por primera vez la composición isotópica del magnesio en muestras ricas en magnesio y anortositas ferrosas.

Para rastrear la evolución de las capas ígneas, los autores realizaron un análisis de isótopos de magnesio de gran precisión en objetos lunares de diferentes tipos y edades, incluidas rocas antiguas que contienen magnesio, basaltos, anortosita y meteoritos lunares. Las muestras se disolvieron en una mezcla de ácidos fuertes bajo la influencia de la radiación de microondas, los componentes interferentes de la mezcla se separaron y la composición isotópica se determinó mediante el método de espectrometría de masas multicanal con plasma acoplado inductivamente. Este método permite determinar con gran precisión pequeñas concentraciones de iones en relación con su masa a cargar.

Teniendo en cuenta los modelos anteriores de la evolución de la composición geológica de la luna, los autores del nuevo trabajo propusieron el suyo. El modelo muestra que las composiciones isotópicas de magnesio y hierro en basaltos lunares se explican por el modelo de refusión del océano de magma lunar, lo que sugiere que los mares de basalto posteriores aparecieron como resultado de la expulsión de partes de magma previamente cristalizados. Los isótopos de magnesio conservan signos de diferenciación (estratificación) del magma lunar. Un estudio de la composición isotópica del magnesio en combinación con este modelo muestra que las rocas de silicato de la Luna y la Tierra son similares. 

 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.