¿Sabes que los renos sí tienen la nariz roja? 6 curiosidades sobre los míticos acompañantes de Papá Noel

Max Pixel

Papá Noel (o Santa Claus, Santi Clo o el Viejito Pascuero) tiene solo 24 horas (en realidad, algunas más si pone de su parte a los husos horarios) para recorrer el mundo. Para su tarea, dice la historia que se cuenta a los más pequeños, se ayuda de unos animales muy especiales: los renos. Y, de acuerdo, los renos reales no vuelan, pero son bastante veloces: se cree que pueden alcanzar los 80 km/h, especialmente si son perseguidos o sienten la presencia de algún depredador. Pero más allá de esta licencia fantástica, los tiradores del trineo de la leyenda son, en realidad, animales sorprendentes. Estos son algunos de los datos más llamativos:

Como Rudolph, tienen la nariz roja

Un tipo concreto de reno, la especie conocida científicamente como Rangifer tarandus, nativa de las regiones árticas en Alaska, Canadá, Groenlandia, Rusia y Escandinavia, tiene la nariz de un distintivo tono rojo. Esto se debe, según un estudio publicado en BMJ, a una matriz extremadamente densa de vasos sanguíneos que suministran sangre y regular la temperatura corporal en ambientes extremos.

"Estos resultados resaltan las propiedades fisiológicas intrínsecas de la legendaria nariz roja luminosa de Rudolph", escriben los autores del estudio. "Ayude a protegerlo de la congelación durante los paseos en trineo y a regular la temperatura del cerebro”.

Los de Papá Noel no son renos, sino renas

Los renos son la única especie de ciervos en la que tanto machos, hembras y crías tienen cornamentas. Pero las de ellos se caen al final del invierno y les vuelven a crecer al poco tiempo. Sin embargo, el trineo de Papá Noel viaja en pleno invierno boreal tirado por un equipo de renos con astas bien puestas. Así que, salvo que la magia de la Navidad les conserve los cuernos, los renos encargados de repartir regalos son todos hembras.

Wikipedia

Si Santa Claus existiera, serían sus amigos

Algunos científicos piensan que el reno fue uno de los primeros animales domesticados, y que viven con nosotros desde hace unos 2.000 años, según Smithsonian. Hoy en día, muchas sociedades del Ártico todavía dependen de este animal para obtener alimentos, ropa y materiales para refugiarse. Este animal provee de mantequilla, carne, queso, vestido y transporte a los humanos. Además, su leche es rica en proteínas y grasas.

No viven en el Polo Norte, pero casi

Su hábitat se encuentra en las zonas árticas tanto de América del Norte como de Eurasia. Alrededor de un millón vive en Alaska, otro, en el norte de Canadá, y se cree que unos cinco millones habitan Eurasia, principalmente semi-domesticados.

Los últimos rebaños europeos de renos silvestres genéticos se encuentran en el centro de Noruega. En la naturaleza, la mayoría migran en grandes manadas entre su hábitat de nacimiento y su hábitat de invierno. Sus anchos cascos ayudan a los animales a moverse a través de la nieve y la tundra, y también a impulsarse cuando nadan.

Pixnio

También se llama Caribú

Los renos también se llaman caribú, dependiendo de su ubicación. Se llaman renos en Europa, pero en América del Norte, los renos se refieren a las poblaciones de Eurasia, y el caribú se refiere a las poblaciones silvestres en América del Norte, según el zoológico de San Diego (EE.UU.). El reno a menudo también se refiere a animales domesticados, mientras que el caribú se refiere a poblaciones silvestres.

Comen líquen, lemmings y truchas

Los renos son rumiantes y tienen un estómago de cuatro cámaras. Comen principalmente líquenes en invierno, especialmente musgo de reno. Sin embargo, también comen las hojas de sauces y abedules, así como juncias y hierbas. Hay algunas evidencias que sugieren que en ocasiones también se alimentarán de lemmings (pequeños roedores), truchas árticas y huevos de aves.

Wikipedia

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.