Descubierta una supertierra cubierta de zafiros y rubíes a 21 años luz

Ilustración de un exótico planeta cubierto de zafiros y rubíes. /Thibaut Roger

El planeta HD219134 b, ubicado a solo 21 años luz de nosotros, en la constelación de Casiopea, tiene todas las papeletas para ser considerado una supertierra: es sólido, está relativamente cerca de su estrella madre y no supera en 10 veces la masa de la Tierra. Sin embargo, su composición es completamente diferente a cualquier exoplaneta descubierto hasta ahora. Su superficie podría estar cubierta casi por completo de zafiros y rubíes.

Concretamente, la masa de HD219134 b supera en cinco a la de nuestro planeta y orbita muy cerca de su sol, tanto que tarda en rodearlo solo tres días. Pero, a diferencia de la Tierra, no tiene un masivo núcleo de hierro, sino un corazón rico en calcio y aluminio y “por lo tanto, en piedras preciosas”, según Caroline Dorn, astrofísica del Instituto de Ciencia Computacional de la Universidad de Zurich (Suiza): “Podría estar cubierto de zafiros y rubíes, que no son otra cosa más que óxidos de aluminio”.

Se trata de uno de los candidatos a formar parte de una nueva y exótica clase de exoplanetas: entre los cerca de 4.000 mundos estudiados hasta ahora, solo tres son lo suficientemente extraños como para pertenecer a la categoría propuesta. "Tal vez brilla de rojo a azul como rubíes y zafiros, porque estas piedras preciosas son óxidos de aluminio, que son comunes en el exoplaneta", dice Dorn, coautora del estudio publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society (MNRAS).

Nueva categoría

Se sabe que durante su formación, estrellas como el Sol estaban rodeadas por un disco de gas y polvo en el que nacieron los planetas. Los rocosos, como la Tierra, se formaron a partir de los cuerpos sólidos que quedaron cuando se dispersó el disco de gas proto-planetario. Hasta ahora, la mayoría de las súpertierras conocidas se han formado en estas regiones.

Pero también hay zonas cercanas a la estrella donde hace mucho más calor. "Muchos elementos todavía están en la fase gaseosa allí y los bloques de construcción planetarios tienen una composición completamente diferente", explica la astrofísica. 

Esto implica que su comportamiento de enfriamiento y las atmósferas también diferirán de las de las súpertierras normales, de ahí que el equipo hable de una nueva y exótica clase de súpertierras "formadas a partir de condensados de alta temperatura y cuyos miembros serían mucho más comunes que las detecciones realizadas hasta ahora". Para los investigadores, HD219134 b es, junto a 55 Cancri y WASP 47, el tercer planeta descubierto con una composición y estructura interna tan exóticos.

Mucho más cerca, en los planetas de nuestro sistema solar, también suceden cosas fascinantes: en los gigantes gaseosos Urano y Neptuno las presiones son tan elevadas que las moléculas de metano de la atmósfera se rompen y el carbono que las forma se precipita provocando lluvias de diamantes de hasta 200 kilogramos.


Beatriz de Vera
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.