Resaca: algunas maneras de combatirla de acuerdo a la ciencia

Flickr

Las celebraciones de fin de año suelen tener una consecuencia indeseada: la resaca. Beber demasiado alcohol puede provocar inflamación estomacal e intestinal, problemas para dormir y la producción de sustancias tóxicas que provocan vómitos, sudoración y un aumento del ritmo cardíaco.

Y aunque la ciencia ha logrado descubrir lo que ocurre durante una resaca, aún no ha logrado crear un método efectivo para evitarla (a pesar que de vez en cuando aparecen noticias como esta). Sin embargo, como recogen los psicólogos Sally Adams y Craig Gunn en The Conversation, existen algunos métodos que sí funcionan para combatir la resaca.

Agua

La deshidratación es uno de los síntomas más frecuentes de resaca debido a que el alcohol es un diurético, y nos hace orinar con más frecuencia. El consumo excesivo de alcohol también puede causar sudoración, vómitos y diarrea, que también hacen que el cuerpo pierda líquidos. La deshidratación conduce a síntomas que incluyen sed, debilidad, sequedad de boca y mareos.

Por eso, el agua puede aliviar algunos de estos síntomas, pero la deshidratación también suele acompañarse con un desequilibrio electrolítico. Una combinación de agua y un suplemento de electrolito puede abordar algunos de los síntomas de la resaca, aunque no todos.

Café

Una de las razones por las que nos sentimos tan mal después de beber es por los efectos que el alcohol tiene en nuestro sueño. El sueño inducido por el alcohol puede ser más corto y de menor calidad, pero el cansancio que siente puede revertirse con cafeína.

La evidencia sugiere que las personas que beben cafeína regularmente desarrollan una dependencia física a la droga, lo que explica por qué algunas personas necesitan su dosis de la mañana. Pero para estas personas, una taza de café durante una resaca puede no ser suficiente para abordar las deficiencias en los procesos de pensamiento y los tiempos de reacción.

Comida grasosa

Alimentos como el tocino, los huevos fritos e incluso el brócoli contienen un aminoácido llamado "cisteína" que, según los científicos, puede disminuir la cantidad del químico tóxico "acetaldehído", el cual se produce cuando el cuerpo metaboliza el alcohol.

El acetaldehído contribuye a los síntomas de la resaca, como el aumento de la frecuencia cardíaca, las náuseas y los vómitos, pero hay investigaciones muy limitadas que respaldan los beneficios de ciertos alimentos a la hora de curar la resaca. Por otro lado, comer una comida con proteínas, grasas y carbohidratos antes de bebe ha demostrado disminuir la absorción de alcohol.

Aunque a menudo se sugieren otros “remedios” como tomar algún tipo de medicina o, peor aún, seguir bebiendo, la verdad es que no existe evidencia de que estas recomendaciones tengan en efecto. Por eso, la mejor decisión para evitar una desagradable resaca es bebe con moderación.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.