Por primera vez, una nave sobrevuela el mundo más lejano del Sistema Solar

Ilustración artística de la nave New Horizons en su encuentro con Ultima Thule. /NASA
La sonda espacial New Horizons ha sobrevolado con éxito Ultima Thule, el cuerpo celeste más lejano que se ha visitado nunca. En el centro de control, ubicado en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.), lo celebraban con aplausos y gritos de júbilo: "La sonda está en perfectas condiciones", dijo Alice Bowman, jefa de operaciones de la misión.

"Acabamos de conseguir el sobrevuelo más lejano", añadía.  Ahora comenzarán a llegar los datos científicos "para entender el origen de nuestro sistema solar". 

Sobrevuelo confirmado 

Después de las 15:30 GMT, la señal, esperada con ansiedad, confirmaba que la nave lo había logrado, intacta. Aproximadamente 10 horas antes, la NASA celebró el sobrevuelo del Año Nuevo, mientras los gerentes de misión, junto con niños vestidos con trajes espaciales, que tocaron bocinas a las 05:33 GMT, momento en el que la nave espacial New Horizons enfocó MU69 2014, nombre técnico de Ultima Thule, ubicado a más de 6.600 millones de kilómetros, en una región oscura y fría del espacio conocida como el Cinturón de Kuiper.

Ultima Thule es un mundo en miniatura, el más lejano y el más antiguo que haya visitado una sonda espacial. Este alargado objeto descubierto en 2014 es uno de los miles de asteroides y hasta un billón de cometas que forman el cinturón de Kuiper. 

La nave de la NASA es la más rápida jamás lanzada al espacio, y ha pasado junto a Ultima a 18 kilómetros por segundo, un encuentro fugaz durante el que sus cámaras han intentado retratar los accidentes geográficos de este cuerpo desde una distancia de unos 2.000 kilómetros, tres veces más cerca de lo que pasó sobre Plutón.

Imagen real de Ultima Thule (izquierda) y un diagrama con su eje de rotación. /NASA

La sonda tomó unas 900 imágenes de su encuentro y las enviará a la Tierra durante los próximos dos años, según ha explicado en un tuit Bowman, que es la primera mujer que ocupa el puesto de jefe de operaciones de una misión espacial en la Johns Hopkins. Las imágenes de mayor resolución llegarán en febrero.

Una "reliquia" espacial 

Según Alan Stern, científico de la New Horizons, Ultima Thule es único porque es una reliquia de los primeros días del sistema solar y podría proporcionar respuestas sobre los orígenes de otros planetas.

Las últimas imágenes disponibles muestran un cuerpo alargado de 35 kilómetros de largo y 15 kilómetros de ancho. Lo que aún se desconoce es si se trata de un solo cuerpo con dos lóbulos o dos objetos separados. "Mañana conoceremos la respuesta", ha explicado Stern, ya que el equipo está esperando a recibir las primeras imágenes del sobrevuelo. 

Apenas unas horas después del acercamiento, New Horizons ya se encontraba a casi medio millón de kilómetros del pequeño mundo recién descubierto y se adentraba aún más en el cinturón de Kuiper, donde es posible que pueda visitar al menos un asteroide más en los próximos años.

Unas horas antes, otra nave de la NASA, Osiris-Rex, también hizo historia al ponerse en órbita del asteroide Bennu, a unos 110 millones de kilómetros de nuestro planeta, según conmfirmó la NASA el 31 de diciembre. La sonda se ha convertido en la primera que orbita un objeto tan pequeño como este, de apenas 500 metros de diámetro. 


Beatriz de Vera
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.