Guardian XO: el exoesqueleto multifuncional que estará listo para este año

Sarcos Robotics

A fines de 2019, la compañía estadounidense Sarcos Robotics finalizará el desarrollo de una versión en serie del exoesqueleto de tamaño completo Guardian XO, que está diseñado para realizar una amplia gama de tareas, informa IEEE Spectrum. Para manipular el exoesqueleto no se requieren habilidades específicas.

Hoy en día, los exoesqueletos están diseñados para militares, constructores, personas con discapacidades, cargadores e incluso atletas. Sin embargo, en la gran mayoría de los casos, los modelos comerciales se concentran en una tarea específica. Por ello, la compañía de robots Sarcos Robotics planea completar el desarrollo de un exoesqueleto universal de tamaño completo para fines de 2019, y en 2020 para comenzará la entrega.

Una máquina de uso simple 

A diferencia de la mayoría de los exoesqueletos en serie, Guardian XO no refuerza una parte del cuerpo (por ejemplo, solo los brazos, la espalda o las piernas), sino todo el cuerpo del trabajador. La versión básica permitirá que el operador levante fácilmente cargas que pesen hasta 35 kilogramos y que la versión reforzada hasta 90 kilogramos. Gracia al dispositivo, el trabajador sentirá un peso de 90 kilos como cuatro kilogramos y medio.

El exoesqueleto no requiere que el operador tenga habilidades especiales para su control: los sensores en el diseño del dispositivo leen la dirección del movimiento y determinan las articulaciones involucradas, por lo tanto, el exoesqueleto copia automáticamente el movimiento del operador. Con una batería, según los desarrolladores, el dispositivo funciona hasta ocho horas.

La apariencia del prototipo de Guardian XO.
Sarcos Robotics

El exoesqueleto Guardian XO se posiciona como una solución industrial universal, pero el precio de alquiler específico aún no se ha especificado. En el otoño boreal de 2018, los desarrolladores completaron el ensamblaje del prototipo, aunque los clientes recibirán los exoesqueletos solo hasta el 2020.

En marzo, investigadores desarrollaron un exoesqueleto y un software que ajusta los movimientos del dispositivo a una persona específica. A diferencia de sistemas similares, el nuevo exoesqueleto necesita poco más de 20 minutos en adaptarse al usuario, después de lo cual los costos de energía para caminar se reducen en un 17%, informa la revista Science Robotics.
 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.