¿Qué hay al otro lado del Big Bang? Físicos afirman que un universo de antimateria opuesto al nuestro

Pixabay

Nuestro universo podría ser la imagen reflejada de un universo de antimateria que se extiende hacia atrás en el tiempo antes del Big Bang. Esto es lo que afirman unos físicos en Canadá, que han ideado un nuevo modelo cosmológico que postula la existencia de un "antiuniverso" que, junto con el nuestro, conserva una regla fundamental de la física llamada simetría CPT. Esta teoría, dicen, explica naturalmente la existencia de la materia oscura.

Los modelos cosmológicos estándar nos dicen que el universo (espacio, tiempo y masa/energía) explotó hace unos 14 mil millones de años y desde entonces se ha expandido y enfriado, lo que lleva a la formación progresiva de partículas subatómicas, átomos, estrellas y planetas. Sin embargo, Neil Turok, del Instituto Perimetral de Física Teórica en Ontario (Canadá) es de la opinión de que la confianza de estos modelos en parámetros creados oportunamente puede ser un error. Por ello, los investigadores, que han publicado sus conclusiones en Physical Review Letters, se propusieron desarrollar un modelo del universo que pueda explicar todos los fenómenos observables basados ​​solo en las partículas y los campos conocidos.

Se preguntaron si existe una forma natural de extender el universo más allá del Big Bang, una singularidad donde la relatividad general se rompe, y la respuesta fue asumir que el universo en su conjunto obedece a la simetría CPT, un principio fundamental por el que cualquier proceso físico permanece igual si el tiempo se invierte, el espacio se invierte y las partículas se reemplazan por antipartículas. Pero el físico afirma que este no es el caso del universo que vemos a nuestro alrededor, donde el tiempo avanza a medida que el espacio se expande, y hay más materia que antimateria.

Universo-antiuniverso

En cambio, un par universo-antiuniverso respetaría perfectamente la simetría: el antiuniverso se remontaría en el tiempo desde el Big Bang y estaría dominado por la antimateria, además de tener sus propiedades espaciales invertidas en comparación con las de nuestro universo, una situación análoga a la creación de electrón-positrón. 

En términos muy amplios, las fluctuaciones se deben a la naturaleza cuántica-mecánica del espacio-tiempo cerca de la singularidad del Big Bang. Si bien el futuro lejano de nuestro universo y el pasado distante del antiuniverso proporcionaría puntos fijos (clásicos), en medio existirían todas las posibles permutaciones, pero después de calcular las instancias de cada posible configuración del par de CPT, y determinar cuál es la más probable, resolvieron que "el universo más probable es uno que se parece al nuestro". 

Turok agrega que la incertidumbre cuántica significa que el universo y el antiuniverso no son imágenes especulares exactas entre sí, lo que evita problemas espinosos como el libre albedrío. El experto reconoce que el modelo todavía necesita mucho trabajo y es probable que tenga muchos detractores. De hecho, dice que él y sus colegas "tuvieron una discusión prolongada" con los árbitros que revisaron el documento antes de publicarse, pero más allá de los problemas, Turok dice que el nuevo modelo proporciona un candidato natural para la materia oscura. 

La teoría del Big Bang está en constante revisión, y cada cierto tiempo hay investigaciones que la confirman, la refutan o la complementan. Uno de ellos, publicado en julio de 2017, dice que la explosión que dio lugar al universo que conocemos pudo no haber sido la primera. La Cosmología Cíclica Conforme (CCC) asume que cada eón comienza con un Big Bang y avanza después de un futuro interminable en el que el universo se expande un ritmo acelerado. A medida que esta expansión se hace infinitamente grande, se transforma de nuevo en el próximo Big Bang. Así que quizá, tengamos que resetear todo lo que conocemos del inicio del universo que conocemos, y este sea solo el fruto de una más en una sucesión infinita de grandes explosiones. Para comprobarlo habrá que esperar que próximos estudios nos lo aclaren.

Beatriz de Vera
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.