Relájate un momento viendo a esta adorable rana que acaba de ser descubierta en Ecuador [FOTOS]

Gustavo Pazmiño, BIOWEB Ecuador/CC By 4.0

Esta hermosa y adorable rana de árbol fue descubierta en la Cordillera del Cóndor, ubicada entre Ecuador y Perú. La nueva especie fue descrita en un estudio publicado en ZooKeys


Gustavo Pazmiño, BIOWEB Ecuador/CC By 4.0

La cordillera del Cóndor es una cadena montañosa oriental de la cordillera de los Andes que es compartida y forma parte de la frontera internacional entre Ecuador y el Perú. Se extiende 150 km aproximadamente de norte a sur y tiene una altitud máxima de 2.900 msnm aproximadamente.  Por décadas, la geografía y las disputas políticas sobre el territorio, la región ha permanecido inaccesible, pero actualmente los científicos están ingresando cada vez más. 

El ingreso de los estudiosos trajo maravillosos descubrimientos, como esta adorable y extraña rana de árbol hallada en las laderas de una montaña a una altitud de más de 2.000 msnm.

 


Gustavo Pazmiño, BIOWEB Ecuador/CC By 4.0

La increíble rana tiene una tonalidad oscura algo gris, salpicadas de puntos amarillos o dorados para darles camuflaje entre el follaje, y entre algunos ejemplares rayada como un tigre. 

Además, sus patas delanteras tienen una característica inusual: una estructura en forma de garra en la base del pulgar, cuya función se desconoce. Podría usarse como protección contra los depredadores, o tal vez como un arma en peleas entre machos.

Honores a David Hillis

Los investigadores que la estudiaron pertenecen a la Universidad Católica de Ecuador quienes, liderados por el biólogo Santiago Ron, condujeron observaciones morfológicas y pruebas genéticas para determinar que la rana era en efecto una especie nueva. 


Gustavo Pazmiño, BIOWEB Ecuador/CC By 4.0

Se le bautizó como Hyloscirtus hillisi, para homenajear a David Hillis, que descubrió a las especies de árbol Hyloscirtus (un género de anfibios anuros de la familia Hylidae que se distribuyen por Centroamérica y Sudamérica) en Ecuador en 1980.

De acuerdo al biólogo Alex Achig, de la Universidad Central de Ecuador, el hallazgo no fue fácil. “Se tuvo que caminar dos días por un terreno empinado. Luego, entre sudor y cansancio, llegamos a una meseta donde había un bosque enano”. Luego, en las aguas negras del río, en ramas de arbustos marrones de color similar a la rana, se les vio camufladas en el fondo”.


ZooKeys

Por el pequeño número de ranas visto, y por el hecho de que la actividad minera de la región ha impactado las poblaciones anfibias, los investigadores creen que la nueva rana debe ser puesta en la lista de animales en peligro crítico de extinción.

Otras ranas sudamericanas también son fascinantes no solo por su aspecto, sino también por su comportamiento. Las ranas machos Engystomops pustulosus, que habitan en ciudades, resultaron ser más atractivos que los individuos de las poblaciones forestales. Los cantos de apareamiento de los machos urbanos son más complejos que los de los bosques, por lo que las hembras los prefieren a ellos. En otro artículo, reseñamos cómo es que las ranas viven una suerte de eterna juventud y su elixir es la capacidad para reemplazar sus cromosomas sexuales a lo largo de su historia evolutiva. 

 

 

Daniel Meza

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.