Hace 1.000 años mujeres artistas pintaban manuscritos, sugiere el hallazgo de pigmento azul en su dentadura

Pigmento de lapislázuli en la mandíbula inferior. /Christina Warinner

El papel de las mujeres en la creación de los manuscritos medievales pudo haber sido más relevante de lo que se creía, según un nuevo estudio publicado en Science Advances: la identificación de pigmentos de lapislázuli incrustado en la placa dental calcificada de una mujer de la Edad Media en un monasterio alemán, sugiere que, probablemente, fue pintora de textos religiosos. 


Detalles geográficos del lugar del hallazgo. 
Science Advances

Durante la Edad Media europea, la alfabetización y los textos escritos fue responsabilidad de las instituciones religiosas. Manuscritos ricamente ilustrados fueron creados en monasterios para ser utilizados por miembros de la Iglesia y por la nobleza. Algunos de estos documentos fueron adornados con pinturas y pigmentos lujosos, incluyendo la hoja de oro y el ultramar, un pigmento azul raro y caro hecho de piedra de lapislázuli. El análisis de los restos dentales de la mujer, que murió entre los siglos XI y XIII y fue enterrada en un monasterio alemán, han permitido detectar la participación femenina en la elaboración de manuscritos, una actividad en la que anteriormente se había asumido que desempeñaron un papel menor.

El equipo internacional de investigadores, dirigido por el Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana (Alemania) y la Universidad de York (Reino Unido) llegó a la conclusión de que la hipótesis "más probable" es que esa mujer pintaba con un pigmento elaborado con esa piedra semipreciosa y chupaba la punta del pincel mientras iluminaba un manuscrito.

Vista ampliada de las partículas de lapislázuli incrustadas en la dentadura.
Monica Tromp

Escasa visibilidad del trabajo femenino

Los responsables de la investigación señalan que este "descubrimiento inesperado" en la boca de una fémina del siglo XI en la Alemania rural "no tiene precedentes". Pese a que se conocía que Alemania fue un centro activo de producción de libros durante ese período, hasta ahora había sido especialmente difícil identificar la aportación de las mujeres a esa actividad.

"La escasa visibilidad del trabajo femenino en la producción de manuscritos ha conducido a muchos académicos a asumir que las mujeres tuvieron un reducido papel en ella", agregaron los autores de la investigación. El descubrimiento permite además insertar a esa mujer en un lugar de la historia que a priori parecía sin importancia especial.


Partículas azules en parte de la dentadura fósil.
Science Advances

Para Christina Warinner, del Instituto Planck, el resultado de la investigación da testimonio directo "de una mujer que no solo pintaba, sino que lo hacía con un pigmento raro y caro". "La historia de esta mujer podría haber quedado oculta para siempre sin el uso de estas técnicas. Me hace preguntarme cuántas otras de estas artistas podríamos encontrar en cementerios medievales", concluye.

Hace unos meses, conocíamos la historia de una mujer que murió hace aproximadamente 1.300 años en Italia y que se ha encontrado dentro de la tumba con un feto entre sus piernas. Esto podría deberse a un fenómeno llamado coffin birth o extrusión fetal post mortem. La mujer había sido víctima de una trepanación, un proceso que requería de taladrar y ahuecar el cráneo del paciente supuestamente para quitar presión arterial y (en teoría) una serie de males. 

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

 

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.