Ya son 10 los estados mexicanos que prohíben el plástico y lo sustituyen por alternativas biodegradables

Maxpixel

Dese el 1 de enero, Jalisco (oeste de México) se suma a la lista de estados que buscan disminuir de manera gradual el uso del plástico y el poliestireno expandido (unicel) para disminuir la contaminación que llega hasta los océanos y favorecer el medioambiente. La nueva ley impondrá multas a partir de 2020, y así se pretende cambiar el uso de las bolsas de plástico por reutilizables, erradicar el uso de popotes (pajas) y envases de unicel en los alimentos y bebidas, eliminar el uso de botellas de plástico, empaques de botanas (aperitivos) y pan para sustituirlos por alternativas biodegradables.

Anualmente se producen más de 300 millones de toneladas de plástico, que terminan contaminando principalmente ríos y mares, explicó a EFE Juan José Cuevas, impulsor de esta iniciativa y regidor de Puerto Vallarta, uno de los destinos de playa más importantes de Jalisco. Las cifras de Greenpeace México desprenden que en el país son utilizadas 650 bolsas de plástico al año en promedio por persona, con una vida útil de 12 minutos. 

Microplásticos consumidos por humanos

Según Eva Rose Kozak, investigadora del campus Costa Sur de la Universidad de Guadalajara, se han encontrado “microplásticos de hasta cinco milímetros” en las aguas superficiales de las playas de Cuastecomates y Barra de Navidad, en el Sur de Jalisco; así como las de Manzanillo y Santiago, en el vecino estado de Colima. Pequeñas partículas que estarían alimentando a ostiones, mejillones, mantarrayas y otros seres vivos que eventualmente “podrían ser consumidos por los humanos”. 

Por ello, empresas como Greendishes o Greenpacks han comenzado a generar y vender productos desechables biodegradables y a promover la idea de volver a los hábitos de consumo de los abuelos. Además, cada vez es más común la venta de popotes metálicos o de bambú, además de cubiertos de madera, termos, recipientes de vidrio y bolsas de tela o yute, que las personas pueden portar para evitar el uso de los fabricados en plástico.

De acuerdo con la organización ecologista, los estados de Baja California, Chihuahua, Sonora, Durango, Tamaulipas, Veracruz, San Luis Potosí, Jalisco, Ciudad de México y Nuevo León han modificado sus legislaciones para prohibir o regular el uso de bolsas de plástico, popotes o artículos de unicel.

En la batalla universal contra el plástico, Chile se convirtió en agosto en el primer país de América Latina en prohibir el uso comercial de bolsas de este material. Desde ese momento, las grandes empresas del país austral tienen seis meses para eliminar el uso de bolsas de plástico, mientras que las más pequeñas tendrán dos años para adaptarse a las nuevas reglas. Significa que se prohíbe cualquier forma de bolsa plástica que no sea la que constituye el embalaje primario "necesario para la higiene o para evitar el desperdicio de alimentos", dijo el Diario Oficial. Mientras tanto, las compañías se limitarán a entregar un máximo de dos bolsas de plástico por transacción.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.