Este tierno robot empático puede capturar los sentimientos de un mensaje y ponerse triste

Yukai

La empresa Yukai Engineering presentó en el CES 2019 el nuevo robot BOCCO Emo, que puede leer en voz alta los mensajes, controlar los elementos de una casa inteligente y reconocer el estado de ánimo del propietario. El dispositivo debe ayudar a monitorear a los niños, así como acompañar a personas mayores solas.

En 2015, Yukai lanzó una campaña para recaudar fondos para la creación de BOCCO: "un robot familiar que ayudará a unir a los seres queridos". El dispositivo trabaja con una aplicación que permite comunicarse con familiares y hacer un seguimiento de quién está en casa. De este modo, el propietario puede enviar un mensaje de voz o de texto usando un teléfono inteligente, y BOCCO lo leerá en voz alta a los miembros de la familia. Esto también funciona en la dirección opuesta: una persona que está en casa puede enviar un mensaje al usuario por teléfono.

Una versión mejorada 

Ahora los ingenieros han creado una versión mejorada de BOCCO, llamada BOCCO Emo. En apariencia, se parece a un muñeco de nieve y, a diferencia de su antecesor, tiene empatía condicional. Por ejemplo, cuando BOCCO Emo escucha mensajes negativos que contienen palabras como "cansado", sus mejillas se iluminan de rojo, baja la cabeza y emite un gemido. Si el mensaje es positivo, las mejillas del robot comienzan a brillar de color verde y asiente de un modo feliz. 

Además, puede responder cuando lo llaman por su nombre, reaccionar ante un emoji (si el mensaje contiene una sonrisa con ojos-corazones, entonces el área alrededor de los ojos de BOCCO Emo se resaltará de la misma manera) y a varios estados emocionales del usuario, que determina por medio de la entonación de la voz.

Yukai
Al igual que su predecesor, BOCCO Emo puede controlar dispositivos domésticos inteligentes y determinar cuándo alguien entra al apartamento o, por el contrario, lo abandona. Está equipado con cuatro tipos de sensores: un sensor de vibración que responde a la apertura de la puerta de entrada; un sensor de bloqueo del cerrojo que detecta cambios en el campo magnético e informa si la puerta frontal está cerrada; un sensor de movimiento que responde al acercamiento de una persona o un animal; y un sensor de temperatura y humedad, que, según la compañía, debería ayudar a evitar el golpe de calor a los ancianos. Todas las notificaciones se envían al teléfono inteligente a través de una aplicación especial que permite ver lo que está sucediendo en casa, en tiempo real.

A pesar de que BOCCO Emo contiene un micrófono y un altavoz, no tiene cámara, por lo que no puede usarse como dispositivo de seguridad para el hogar. El primer robot está diseñado para mantener el contacto con niños o familiares ancianos. Sin embargo, también puede ser utilizado en hoteles y otros lugares públicos donde puede desempeñar el papel de conserje.

BOCCO Emo funciona con una red Wi-Fi, pero si no está disponible, puede conectarse a Internet mediante una tarjeta SIM. El lanzamiento de las ventas de BOCCO Emo en EEUU está programado para el otoño boreal de 2019. Su costo será de US$240.
 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.