El cambio climático y las plagas han puesto al café silvestre del mundo en peligro de extinción

Café Coffea ambongensis (en el centro) y arábica. /RBG, Kew

Al menos el 60% de los cafés silvestres están en peligro de extinción a causa del cambio climático, la deforestación y el aumento de los hongos patógenos y las plagas, según reveló una investigación del Real Jardín Botánico de Kew de Londres. El artículo fue publicado en Science Advances.

Arábica (Coffea arabica) y Robusta (Coffea canephora), que se caracteriza por ser más resistente al óxido del café, representan el 60% y 40% del mercado del café, respectivamente. El cambio climático, enfermedades como la roya del café, y plagas son amenazas crecientes para las variedades comerciales que no se distinguen por una gran diversidad genética. No obstante, la resistencia a estos factores sí se encuentra en muchos de los 124 cafés silvestres que aún no se utilizan en la agricultura, aunque el estado de conservación de estas plantas y los riesgos que enfrentan no se han estudiado lo suficientemente bien, según Aaron Davis del Real Jardín Botánico de Kew.

El grupo de Davis aplicó los criterios de riesgo de extinción establecidos por el Libro Rojo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) a los 124 tipos de café conocidos. Según sus cálculos, 75 de 124 especies, o el 60%, ya están en peligro de extinción. Los investigadores señalan que esta es una de las tasas más altas en plantas. La categoría de especies en peligro de extinción incluyó el arábica silvestre, y de ellas 10 especies están al borde de la extinción y 22 solo son vulnerables; 35 especies cayeron en la categoría de bajo riesgo; y no se evaluó la amenaza en 14 especies debido a la falta de información. Asimismo, nueve de estas 14 especies no se han visto desde 1940, y cinco de ellas son conocidas solo por colecciones antes de 1900: estas especies ya pueden haberse extinguido.

Luego, los científicos analizaron la composición de las colecciones botánicas de los institutos científicos y otras organizaciones: solo el 55% de todos los tipos silvestres de café se encontraban en colecciones de semillas y biomateriales necesarios para la conservación de las especies, su investigación y su posible uso para la reproducción o la edición genética. Las reservas existentes, los parques nacionales y otras áreas naturales protegen al menos el 72% de todas las especies.

Los autores señalan que la reducción de su hábitat debido a la deforestación, la agricultura y la ganadería sigue siendo una amenaza clave para la mayoría de los tipos de café silvestre. Los científicos creen que los esfuerzos actuales para proteger el café silvestre en colecciones biológicas y ambientes naturales no son suficientes, y la industria debería hacer de ello una de sus prioridades.

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.