El consumo de carnes rojas debería reducirse a 14 gramos al día para evitar daños al planeta

Giphy

Los científicos han llegado a la conclusión de que para 2050, la Tierra no podrá producir de manera sostenible suficientes alimentos saludables con la dieta actual de los humanos. De acuerdo con las recomendaciones publicadas en la revista The Lancet, las personas deben reducir a la mitad el consumo de carne roja y azúcar, y duplicar la cantidad de nueces, frutas, verduras y legumbres para que el planeta se mantenga estable. Además, esta dieta ayudará a evitar alrededor de 11 millones de muertes prematuras cada año.

Se espera que para 2050, la población mundial alcance los 10.000 millones de personas. Cabe resaltar que actualmente 3.000 millones de personas comen de manera deficiente y la producción de alimentos comienza a exceder las capacidades del planeta. Esto contribuye al cambio climático, la pérdida de biodiversidad, el agotamiento de los recursos y la contaminación debido al uso excesivo de fertilizantes nitrogenados y fosfatados. Además, según los autores del artículo, una dieta poco saludable conlleva a un mayor riesgo de morbilidad y mortalidad que el sexo inseguro, el alcohol, las drogas y el tabaquismo.

Para determinar una estrategia que ayude a evitar una crisis en el futuro y lograr los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU, los científicos han creado la comisión EAT - Lancet Commission. A ella Ingresaron 37 expertos de los campos de la salud, nutrición, sostenibilidad ambiental, sistemas alimentarios, economía y política. En el nuevo artículo, los investigadores resumieron los resultados de dos años de trabajo y ofrecieron recomendaciones que permitirán a las personas obtener suficientes nutrientes y mantener la estabilidad del planeta.

De acuerdo con la comisión, la dieta de referencia debe incluir una cantidad suficiente de calorías e incluir una variedad de verduras y frutas, una pequeña cantidad de productos animales, grasas no saturadas, y un mínimo de granos refinados. Además, el contenido de azúcar de los alimentos debe ser bajo. Para implementar estas recomendaciones, la humanidad necesita reducir el consumo promedio de productos potencialmente dañinos, como la carne roja, en aproximadamente un 50%, pero estos valores difieren en diferentes regiones. Así, a los europeos les proponen comer 77% menos de carne roja y 15 veces más nueces y semillas.

Descarbonizar la producción agrícola

Una persona que siga esta dieta debe comer 232 gramos de granos enteros (arroz, trigo, maíz), 50 gramos de vegetales con almidón (papas o yuca), 300 gramos de verduras, 200 gramos de frutas, 250 gramos de productos lácteos (leche entera, queso), 14 gramos de carne roja, 29 gramos de pollo o cualquier otra ave, 13 gramos de huevos, 28 gramos de pescado, 100 gramos de legumbres y 25 gramos de nueces. La cantidad de azúcar agregada en los alimentos no debe exceder los 31 gramos. La dieta proviene de una tasa de 2.500 calorías por día y está diseñada para un hombre promedio de 30 años que pesa 70 kilogramos y una mujer promedio de 30 años que pesa 60 kilogramos, cuyo nivel de actividad física se encuentra en un rango de moderado a alto. Si la humanidad cambia su dieta a la propuesta por la comisión, podrá reducir el nivel de mortalidad prematura entre un 19%y un 23,6% sin causar daños adicionales al planeta. 

Además, EAT–Lancet Commission también presentó una lista de medidas que deben tomarse para reducir el daño ambiental. En primer lugar, se requiere "descarbonizar" la producción agrícola mediante la eliminación del uso de combustibles fósiles y la reducción de CO2 en la atmósfera asociada con la deforestación de tierras cultivables.

Los autores también llegaron a la conclusión de que en 2050, las emisiones de metano y óxido nitroso se mantendrían entre 4,7 y 5,4 gigatones si se implementan las recomendaciones propuestas. El nivel de nitrógeno y el uso de la tierra y el agua también pueden permanecer dentro de los límites proyectados, pero esto requerirá esfuerzos de los gobiernos. Además, el informe enviado a los órganos ejecutivos de 40 ciudades, establece que el desperdicio de alimentos debería reducirse a la mitad.

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.