El uso de gadgets está asociado con la desaceleración del desarrollo de habilidades mentales en la infancia

El uso excesivo de gadgets puede inhibir el desarrollo cognitivo de los niños pequeños, según un artículo publicado en JAMA Pediatrics. Los científicos canadienses realizaron un estudio a largo plazo de casi 2.500 niños canadienses y hallaron que largos periodos frente a la pantalla a la edad de dos y tres años conduce a resultados deficientes en las pruebas de desarrollo a la edad de tres y cinco años, respectivamente.

Los niños modernos comienzan a familiarizarse con la tecnología bastante temprano, viendo televisión o videos en teléfonos inteligentes. A pesar de que el material que consumen puede ser educativo, la investigación sugiere que los dispositivos no aceleran el desarrollo de las habilidades cognitivas.

Además, la situación puede revertirse, y los niños pequeños que pasan mucho tiempo detrás de las pantallas de los dispositivos pueden estar en desventaja frente a sus compañeros que se están desarrollando "más tradicionalmente".

A más uso de gadgets, peores resultados 

Para estudiar la relación entre el tiempo dedicado al uso de dispositivos y las capacidades cognitivas de los niños, los psicólogos dirigidos por Sheri Madigan de la Universidad de Calgary. Observaron durante varios años 2.441 niños (47.9% eran varones) de edades de dos, tres y cinco años. Los científicos recopilaron datos sobre la cantidad de horas por semana que cada niño miraba televisión: esta información fue proporcionada por las madres de los participantes, quienes también informaron sobre su estado socioeconómico, estado civil y edad de parto (todas las cuales se consideraron como variables secundarias en el análisis).

El desarrollo cognitivo de los niños se probó mediante la prueba estandarizada ASQ-3, que permite evaluar las capacidades mentales de los niños en relación a su edad.

En promedio, los niños pasaban 17 horas a la semana en la pantalla a la edad de dos años, 25 horas a la edad de tres y 10,8 a los cinco años. Los científicos descubrieron que un tiempo más largo en el uso de aparatos durante una semana a la edad de dos años estaba asociado con resultados de pruebas cognitivas bajas a la edad de tres años. Y a la edad de tres años con malos resultados a los cinco años. 

Los autores no sacan conclusiones directas sobre la relación causal entre las dos variables, pero observan que es unidireccional (es decir, una variable causa cambios en la otra en un período de tiempo, pero no al revés), lo que puede sugerir que el uso de dispositivos puede ralentizar el desarrollo del niño. Los científicos recomiendan a los padres que reconsideren los hábitos del niño con respecto al uso de aparatos para evitar posibles consecuencias negativas.
 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.