El ejercicio intenso no aumenta el riesgo de muerte en los hombres

giphy

Científicos estadounidenses han descubierto que el ejercicio intenso (cinco a seis horas de carrera a una velocidad de 9,6 km/h por semana) no aumenta el riesgo de muerte en los hombres, a pesar de que está asociado con un mayor nivel de depósitos de calcio en las arterias . El artículo fue publicado en la revista JAMA Cardiology.

El ejercicio regular generalmente es beneficioso para prevenir la obesidad, el riesgo de muerte prematura por diversas causas y el mantenimiento de un nivel de salud. Pero su moderación también es importante: algunos estudios indican una relación entre el esfuerzo físico intenso y el riesgo de calcificación coronaria (depósitos de calcio en las arterias), uno de los signos más comunes de enfermedad coronaria.

Sin embargo, todos los estudios actuales sobre el impacto negativo de la actividad física intensa en la salud y la supervivencia de los atletas no nos permiten sacar conclusiones precisas sobre la relación, principalmente debido a la pequeña cantidad de participantes.

Un estudio solo enfocado en hombres 

En el nuevo estudio, los científicos dirigidos por Benjamine Levine del Southwestern Medical Center de la Universidad de Texas estudiaron datos sobre 21.758 hombres (se decidió no incluir mujeres en el análisis debido a diferentes dinámicas y causas de muerte) con una edad promedio de 50 años. Los datos sobre la actividad física y la salud de los hombres se recopilaron de 1998 a 2013, después de lo cual se registraron datos sobre la muerte de los participantes hasta finales de 2014.

El nivel de depósitos de calcio se evaluó mediante tomografía computarizada, en base a la cual se calculó el índice de Agatston (índice de calcio coronario), que muestra el grado de calcificación de las arterias: una puntuación de 0 a 100 indica una lesión menor y a partir de 100 una lesión moderada y grave.

La actividad física de los participantes del estudio se estimó calculando el equivalente metabólico de los ejercicios realizados en minutos por semana, un indicador objetivo de la energía gastada en relación con el peso de una persona. En este estudio se consideró como ejercicio intenso la carga semanal equivalente a al menos cinco a seis horas de carrera a una velocidad de 9,6 kilómetros por hora.

Durante las observaciones, 759 participantes del estudio murieron por diversas causas y 180 por enfermedades cardiovasculares. Los científicos descubrieron que, a pesar de que el índice más alto de Agatston (de 100 y más) estaba presente en los hombres más activos, la actividad física intensa no aumentó el riesgo de muerte por todas las causas, incluyendo la enfermedad cardiovascular.

Por lo tanto, los autores llegaron a la conclusión de que la actividad física intensa no causa daños fatales en la salud, incluso si está claramente asociada con el riesgo de calcificación coronaria.
 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.​​​​​​

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.