Japón inicia plan para desarrollar su avión caza Mitsubishi F-3

Japanese Air Self-Defense Force

Las autoridades japonesas han decidido desarrollar un nuevo caza, que tendrá que reemplazar al obsoleto Mitsubishi F-2. Las compañías nacionales participarán en el proyecto, y la compañía Mitsubishi Heavy Industries probablemente será designada como el desarrollador líder. La aeronave debe estar lista para el 2030.

De acuerdo con la revista especializada Jane’s, el diseño del avión de combate, que recibió la designación preliminar F-3, está programado para comenzar en el año 2019-2023. En general, el programa de desarrollo, según el Ministerio de Defensa de Japón, durará unos 15 años.

Antecedentes

En noviembre de 2017, el gobierno japonés pospuso indefinidamente la decisión de comenzar a desarrollar un nuevo proyecto de caza F-3. El motivo fue la necesidad de revisar los planes para el desarrollo de las fuerzas de autodefensa del país en relación con el aumento de la actividad militar de Corea del Norte y China.

Al mismo tiempo, los militares japoneses consideraron dos opciones para el desarrollo y la producción de un nuevo avión de combate: la creación de un caza por las fuerzas nacionales y por compañías japonesas o la adaptación de un proyecto de avión extranjero del tipo F-2.

Ahora el gobierno japonés ha decidido que se desarrollará un nuevo avión de combate en el país. En este caso, se puede permitir la participación en el proyecto a empresas extranjeras, incluidos BAE Systems, Lockheed Martin, Boeing y Northrop Grumman. El gobierno tiene varios requisitos: costos relativamente bajos, la adquisición de tecnología de combate de una nueva generación y el alto potencial de modernización del F-3. El proyecto se estima en 40 mil millones de dólares.

Los F-2

Los cazas F-2 entraron en servicio con la Fuerza Aérea de Autodefensa de Japón en 2000. Estos aviones se produjeron en serie desde 1996 hasta 2011. Se desarrollaron conjuntamente con la compañía estadounidense Lockheed Martin, y se tomaron cazas estadounidenses del F-16 Fighting Falcon como su base.


Dos cazas Mitsubishi F-2
Japanese Air Self-Defense Force
 

En comparación con el avión de base, el F-2 recibió un fuselaje alargado, así como una unidad de cola horizontal y de ala de un área más grande. En general, la participación de Japón en el proyecto fue del 60%. Según los militares japoneses, el F-2 durará hasta finales de la década de 2030.

La longitud del caza F-2 es de 15,5 metros, su envergadura es de 11,1 metros y su altura es de 4,9 metros. El avión de combate tiene un peso máximo de despegue de 22.1 toneladas. El F-2 puede volar a velocidades de hasta 2.1 mil kilómetros por hora, y su radio de combate es de unos 500 kilómetros. El caza está armado con un cañón de 20 mm y está equipado con 11 puntos de suspensión para misiles, bombas y contenedores con equipo de reconocimiento. Según Flightglobal MiliCAS, hay 81 aviones de combate F-2 en servicio con la Fuerza Aérea de Autodefensa de Japón.

Avances en el F-3

En noviembre del año pasado, el Laboratorio de Investigación de Equipos de Aviación en el Ministerio de Defensa de Japón realizó una prueba de un prometedor motor turborreactor doble con una cámara de postcombustión FX9-1, desarrollada como parte del motor para el caza F-3. Durante los controles, los expertos llevaron el motor al máximo empuje con la inclusión del dispositivo de poscombustión. Durante los controles, el empuje del motor fue de 147 kilonewtons.

El diámetro del ventilador del nuevo motor es de un metro y su longitud total es de 4,8 metros. El motor eléctrico es capaz de desarrollar una tracción de hasta 108 kilonewtons y hasta 147 kilonewtons en el modo posquemador.

Anteriormente, se había informado que el XF9-1 constará de varias etapas: tres, en la zona del ventilador, seis en la zona del compresor de alta presión y una en las zonas de turbinas de alta y baja presión. Las turbinas girarán en direcciones opuestas.

Esta no es el único proyecto que Japón le dedica a su defensa. El año pasado se supo que la nación del sol naciente estaba desarrollando una ojiva planeadora supersónica con el fin de protegerse de China. Así mismo, unos meses antes, había empezado a probar su avión de inteligencia radioelectrónica.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.