Investigadores hallan tumor óseo en un reptil del Triásico

Pappochelys rosinae
JAMA Oncology

Los paleontólogos han descubierto el osteosarcoma perióstico más antiguo, según JAMA Oncology. La enfermedad fue hallada en un individuo Pappochelys rosinae que vivió hace unos 240 millones de años.

El osteosarcoma es una enfermedad que se inicia como un tumor maligno en el tejido óseo y evoluciona rápidamente desarrollando metástasis en otros tejidos. En general, la enfermedad afecta los huesos largos de las extremidades (fémur, tibia, húmero). Uno de los osteosarcoma más conocidos es el que afecta el periostio, el tejido conectivo que cubre los huesos.

Recientemente, biólogos alemanes y estadounidenses dirigidos por Bruce M. Rothschild del Museo Carnegie de Historia Natural, describieron el caso más antiguo conocido de osteosarcoma perióstico en vertebrados superiores. Este fue el caso del reptil Pappochelys rosinae, cuyos fósiles se encontraron en 2013 en el suroeste de Alemania. Los reptiles papposhelisy eran parientes cercanos de las tortugas y vivieron hace 242-235 millones de años (Triásico Medio). Se asemejaban a lagartos de 20 centímetros de longitud, dotados de una cola larga y sin caparazón (a diferencia de las tortugas actuales), aunque las costillas ya comenzaban a crecer unidas en varios lugares del estómago.


 

Resultados de la tomografía con microordenador del fémur izquierdo de papposhelis. 
Escala - 1cm.

Yara Haridy et al. / JAMA Oncology, 2019

Cáncer de huesos: cosa del pasado

Los investigadores realizaron tomografías con microordenador de fósiles de papposhelis. El fémur izquierdo, el cual se extendía unos cinco centímetros apróximadamente, fue diagnosticado con osteosarcoma perióstico por las características morfológicas. Como en muchos estudios paleopatológicos, los científicos no pudieron confirmar el diagnóstico mediante histología debido a la ausencia de tejidos blandos.

No es la primera vez que se descubren enfermedades óseas en los protagonistas del Mesozoico. En 2016, los paleontólogos diagnosticaron por primera vez la artritis infecciosa en un dinosaurio. Se trataba de un lagarto de la familia de los hadrosauridos, que vivió hace unos 70 millones de años.

 

Sofia Dottori
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.