Un nuevo y gigantesco cráter es descubierto bajo el grueso hielo de Groenlandia

Nuevo cráter descubierto en Groenlandia./ NASA Goddard

En noviembre del año pasado, un equipo internacional de científicos publicó un estudio en el que daba a conocer el hallazgo de un enorme impacto de meteorito bajo el hielo de Groenlandia. Ahora, tres meses después y fuera de las expectativas de muchos, otro estudio anuncia el descubrimiento de un nuevo cráter ubicado a 183 kilómetros del primero.

Joseph MacGregor, un glaciólogo del Goddard Space Flight Center de la NASA, fue parte del equipo que descubrió el primer cráter: Hiawatha. En 2016, cuando el equipo aún realizaba las investigaciones para publicar el primer estudio, McGregor ya estaba en busca de otro cráter nuevo; sin embargo, encontrar uno tan pronto fue totalmente inesperado.

"Yo estaba como, '¿realmente podría haber otro?'", declaró para LiveScience. "Me levanté de mi escritorio y caminé un poco por los pasillos". Los hallazgos se publicaron en Geophysical Research Letters.


Topografía del cráter Hiawatha y del área a su alrededor. / Centro Espacial Goddard, Museo de Historia Natural Greenbelt de Dinamarca, Laboratorio de Ciencias Cryospheric, NASA

El nuevo cráter en comparación

El nuevo cráter tiene una extensión 36 km aproximadamente, lo que lo convierte en el vigésimo segundo más grande jamás descubierto en la Tierra. En comparación, el Hiawatha tiene una extensión de 31 kilómetros.

En relación a la profundidad a la que se encuentran, el nuevo cráter descubierto está enterrado bajo 2 kilómetros de hielo. El Hiawatha, por su parte, tiene una profundidad de 930 metros. Ambos cráteres se encuentran ubicados en la zona noreste de Groenlandia

Determinar la edad de este nuevo cráter es una tarea difícil. La capa de hielo más antigua sobre este data de hace casi 79.000 años; pero el hielo fluye, por lo que no es un indicador demasiado significativo. El equipo sugiere que este cráter tendría entre 100 millones y 100.000 años de antigüedad luego de estimar su edad por su tasa de erosión.

¿Cómo ubicaron el cráter?

Para encontrar el cráter el equipo de investigación tuvo que valerse de imágenes satelitales de los glaciares de Groenlandia y de datos de radares recolectados por aeronaves. Estos últimos son bastante útiles debido a que las ondas de radar golpean la roca subterránea y retornan, permitiendo conocer lo que hay a través del hielo.

Los demás datos provienen de satélites como Terra y Aqua de la NASA y del programa de reconocimiento aéreo IceBridge. Es importante mencionar que todos estos datos están disponibles públicamente por lo que “cualquiera pudo haber encontrado esto”, como expresa MacGregor.


Topografía de la superficie del nuevo cráter en Groenlandia /  Joe MacGregor, NASA Goddard Space Flight Center

 

Adrian Díaz
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma


Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma:www.nmas1.org”.​​​​​​

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.