Por fin sabemos por qué las uvas se encienden cuando se las coloca en un horno microondas

Aaron D. Slepkov et al
PNAS

Un viejo y divertido truco dice que, si colocas una uva partida casi en dos, la colocas en un microondas y lo enciendes, esta se encenderá en una curiosa explosión de plasma. Ahora, un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, ha encontrado qué es lo que pasa para que este truco de magia ocurra.

 Aaron Slepkov en la Universidad de Trent en Ontario, Canadá y sus colegas decidieron estudiar el fenómeno utilizando imágenes térmicas y simulaciones por computadora. Descubrieron que las uvas estaban atrapando las microondas en su interior, lo que las llevó a sobrecalentarse.

El equipo utilizó imágenes térmicas para observar las uvas enteras separadas la una de la otra y descubrió que la energía se concentraba en los puntos calientes de sus centros. Esto sugiere que las microondas estaban atrapadas dentro de una "cavidad" en la propia uva.

Energía acumulada

"Si tomas dos de estas uvas y las acercas una a la otra, lo que pasa es que ya no tienes un sistema independiente, pero sí tienes un sistema en el que esas dos, a las que llamamos cavidades, se hablan entre ellas". dice Thomas Volz, de la Macquarie University, Sydney, quien no participó en la investigación.

Volz dice que cuando las uvas se tocan, pueden intercambiar energía. Estos puntos calientes comienzan a acumularse entre las dos uvas y las microondas interfieren entre sí para formar un punto mucho más caliente y más denso en energía de lo que se formarían de forma independiente.

Al colocarlos una al lado de la otra, la energía se concentra en un punto muy pequeño, lo cual es suficiente para ionizar el sodio y el potasio dentro de las uvas y encender el plasma liberando los electrones del gas ionizado.

Sin embargo, este hallazgo podría tener aplicaciones más allá de la explicación de un truco de internet, como en el diseño de una antena omnidireccional de microondas. Comprender cómo enfocar la energía de las ondas entrantes podría ayudar a detectar señales más débiles. Observar lo que hacen las microondas en estructuras como esta también podría ayudar a los investigadores a entender qué podría hacer la luz en un caso similar.

Esta nueva investigación corrige lo que anteriormente se creía: que el pequeño trozo de piel que sostenía las dos mitades de la uva funcionaba como conductor de electrones para hacer que las cosas funcionaran.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

 

https://masters.euroaula.com/comunicacion-cientifica-tecnologica/

 

 

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.