El ritmo del fútbol es tan brutal que los jugadores están sufriendo lesiones más que nunca

Pixabay 

Entre la liga local, el torneo nacional y alguna competición internacional, los jugadores de futbol están trabajando más duro que nunca. De acuerdo a una investigación publicada en Physical Therapy in Sport, el futbol moderno está haciendo que los jugadores ahora sean más propensos a las lesiones.

Un estudio de la Universidad Leeds Beckett en el Reino Unido, liderado por Ashley Jones y sus colegas rastreó a 243 jugadores de 10 clubes en cuatro de las divisiones debajo de la Premier League inglesa en la temporada 2015/16. Descubrieron que los jugadores tenían un promedio de 1.9 lesiones por jugador por temporada, en comparación con 1.3 en las temporadas combinadas de 1997/98 y 1998/99, la última vez que se realizó un estudio similar.               

Atletas jugando al fútbol

Ahora la exigencia es como la de un atleta. "Es un juego diferente ahora", dice Jones a New Scientist. “Hace veinte años había futbolistas que intentaban ser atletas. Ahora tenemos atletas que pueden jugar al fútbol", agrega.

De acuerdo a los hallazgos, los jugadores ahora corren un 30% más que en 2006, pero el tiempo de recuperación para ese esfuerzo no ha aumentado. Los equipos de las ligas inferiores juegan una temporada de 46 partidos, con partidos de competición de copa adicionales.

Por eso, ahora las lesiones son más frecuentes. De las lesiones que el grupo realizó un seguimiento, el 17% fueron recurrencias de un problema existente, en comparación con el 7% en 1997-9. Y el 40% de las lesiones modernas fueron el resultado del estrés repetitivo y la tensión ejercida en los cuerpos de los jugadores a lo largo del tiempo.

Sin embargo, algunas cosas no han cambiado. De acuerdo al estudio, la lesión más común sigue siendo una distensión de los isquiotibiales. Y los problemas tienden a alcanzar su punto máximo dos veces en el año: durante el invierno y en las primeras semanas de la temporada.

El investigador cree que los entrenadores podrían estar presionando a los jugadores demasiado duro y demasiado pronto. "No es necesario. Estos jugadores no pierden la forma física en el verano como solían hacerlo", dice Jones.

El año pasado, durante el último mundial de fútbol Rusia 2018, en N+1 realizamos una serie de notas que mezclaban este deporte y la ciencia. Hablamos sobre el VARla genialidad de Messi, la neurociencia del fútbol y el estadio Luzhnikí donde se jugará la final del mundial, entre otras.  


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.