Estrella con la “mega-estructura alienígena” es examinada en busca de lásers

Ilustración de la estrella KIC 8462852. /NASA 

En octubre del 2015 una noticia bastante extraña apareció en los medios: una estrella presentaba unos patrones de oscurecimiento inusuales, lo cual podría indicar la presencia de un objeto único orbitándola. Debido a eso se le bautizó como la estrella de la “Megaestructura alienígena”, aunque su nombre real es KIC 8462852. Ahora, los astrónomos han decidido echarle un nuevo vistazo para ver si se detectan lasers, el nuevo estudio ha sido publicado en arXiv.

Un equipo de UC Berkeley SETI, dirigido por el entonces estudiante de secundaria David Lipman (ahora en Princeton), se acercó a KIC 8462852 (también conocida como la estrella Tabby o estrella Boyajian), desde un ángulo previamente inexplorado.

El equipo ha analizado el tipo de emisión de láser que podría producir una civilización y son ciertamente interesantes. "Analizamos 177 espectros de alta resolución de estrella Boyajian en un esfuerzo por detectar posibles señales de láser de civilizaciones extraterrestres", escribieron los investigadores en su artículo.

En busca de señales

Utilizando los datos del telescopio Buscador de Planetas Automatizado del Observatorio Lick, el equipo buscó una luz láser continua más potente que 24 megavatios. Ese es el límite inferior de potencia detectable por el telescopio a 1.470 años luz de distancia, la distancia a la que se encuentra la mencionada estrella.

Este nivel de poder está dentro de las capacidades de la tecnología humana. Entonces, si una civilización al menos tan avanzada como la humanidad estuviera presente, podría tener láseres, y podría estar usándolos de manera tal que podamos detectarlos.

El equipo recogió datos del telescopio. Y, en la primera pasada, encontró algunas señales que parecían prometedoras; pero luego tuvieron que descartarlas. "Los falsos positivos resultantes de los eventos de rayos cósmicos se eliminaron mediante un proceso secundario de análisis de varios pasos", escribieron. "Los principales candidatos del análisis pueden explicarse como impactos de rayos cósmicos, líneas de emisión estelar o líneas de emisión de brillo atmosférico".

Lo cual quiere decir, que no hay aliens alrededor de la estrella Tabby (algo que ya se sospechaba). Sin embargo, este trabajo también sirvió para otro propósito ya que sienta las bases para futuros análisis similares de cientos de objetos más que el telescopio Automated Planet Finder está observando como parte del proyecto Breakthrough Listen para buscar inteligencia extraterrestre.

Esta particular estrella ya ha sido observada detenidamente en varias ocasiones en el pasado. Por ejemplo, en 2017 un estudio buscó desmentir la hipótesis de la “mega-estructura”; luego en marzo del año pasado se observó que la misteriosa estrella había roto un nuevo record. Y finalmente unos días después, la estrella se volvió a oscurecer. ¿De qué se trata realmente? Aun no se sabe, pero algunos estudios son más convincentes que otros en resolver el misterio.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.