La presencia de humanos altera la conducta y la cultura de los chimpancés

David / flickr

Científicos europeos han descubierto que el comportamiento de los chimpancés varía de acuerdo a cuan cerca viven de los humanos. Después de estudiar los datos de 144 grupos de chimpancés en África, hallaron que el comportamiento de los animales presentaba una menor diversidad si habitaban cerca de seres humanos. El artículo fue publicado en la revista Science.

Entre los animales, los chimpancés tienen algunos de los comportamientos más diversos: son lúdicos y amistosos, tienen diferentes niveles de autocontrol según el individuo y también pueden reconocer a un individuo potencialmente peligroso para su descendencia. Muchas de las características del comportamiento característico de los chimpancés no son innatas, sino que están determinadas por factores sociales, es decir, tienen una base cultural.

El impacto de los humanos 

En el nuevo trabajo, los científicos dirigidos por Ammie Kalan de la Sociedad Max Planck para el Instituto de Antropología Evolutiva decidieron probar qué tanto influye la cercanía de los humanos a los patrones y el comportamientos de los chimpancés. Durante nueve años, recolectaron información sobre el comportamiento de individuos en 144 grupos de chimpancés en África.

Los científicos identificaron 31 rasgos de comportamiento que se observan en los chimpancés cuando usan herramientas, se alimentan e interactúan con otros individuos. Los datos se recopilaron mediante cámaras de video, análisis de heces y rastros de herramientas utilizadas. La influencia antropogénica se calculó utilizando una estimación de la proximidad de las ciudades, la densidad de población y la infraestructura

Los científicos han descubierto que en lugares con un mayor impacto antropogénico, la diversidad del comportamiento de los chimpancés se reduce en un 88%, y todos los aspectos del comportamiento se vieron afectados, desde los hábitos alimenticios hasta la interacción social.

Posibles explicaciones 

Los autores del trabajo proponen varias explicaciones posibles para esta situación. Primero, en los lugares cercanos a los humanos, las poblaciones de chimpancés no son grandes, lo que puede reducir significativamente la influencia cultural dentro de un grupo -que es necesaria para la formación de ciertos patrones de comportamiento-. En segundo lugar, los chimpancés pueden reducir la incidencia de ciertos patrones de comportamiento si hay altas influencias antropogénicas. La tercera causa posible, según los autores, puede ser el impacto del cambio climático; y la cuarta, el cambio en el área habitual como resultado del desarrollo urbano y urbanizaciones.

Los científicos, por lo tanto, llegan a la conclusión de que el impacto de los humanos puede afectar no solo el número de poblaciones animales, sino también su comportamiento y las características culturales de las sociedades establecidas.

El año pasado, un estudio publicado en PLOS ONE confirma que el juego es más frecuente en chimpancés adultos cautivos que en gorilas en las mismas circunstancias.
 

María Cervantes 
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.