AutonoMouse: la casa inteligente que ayuda a estudiar el comportamiento de los ratones [VIDEO]

The Francis Crick Institute / YouTube

Investigadores británicos presentaron AutonoMouse, una casa inteligente para ratones con dos compartimentos: un piso para dormir, comer y correr y un piso para realizar experimentos, que permite recopilar datos de cada individuo de forma casi completamente autónoma. Según un artículo publicado en PLoS One, la eficacia de un sistema de este tipo ya se ha probado utilizando un experimento destinado a estudiar el olor de los animales.

El rápido desarrollo de las técnicas farmacológicas y de neuroimagen en las últimas décadas ha ayudado a estudiar con éxito y de manera efectiva el funcionamiento del cerebro de organismos modelo. Asimismo, algunos de ellos (en su mayoría roedores) también se utilizan como modelo para estudiar el comportamiento, pero los métodos para estas investigaciones se desarrollan lentamente. Por ejemplo, para estudiar la reacción de los ratones en una situación estresante, se utiliza una plataforma de laberinto elevada, cuyas mangas están abiertas o cerradas, y el tiempo que el animal pasa en los espacios abiertos del laberinto se considera un indicador de la intensidad del estrés que experimenta.

Una casa de dos pisos 

Lo mismo se aplica a los experimentos destinados a estudiar la formación de varios modelos de comportamiento bajo refuerzo y castigo. Estos requieren un largo proceso de aprendizaje y pruebas adicionales de los modelos establecidos en el laboratorio y para cada individuo por separado. Investigadores del Instituto Francis Crick (Reino Unido), dirigido por Andrew Erskine decidieron crear un entorno que facilite el control de los ratones de laboratorio en el proceso de aprendizaje.

AutonoMouse tiene dos pisos: en el primer piso hay áreas de recreación para ratones, donde comen, corren en una rueda y duermen. La configuración experimental se encuentra en el segundo piso, se puede acceder a través de una plataforma elevada. Cada ratón (puede haber hasta 25 animales en la casa) está equipado con una etiqueta RFID, que facilita el proceso de monitoreo.

La zona experimental está equipada con sensores especiales en la entrada: cuando el ratón pasa por la puerta, se cierra, impidiendo la entrada a la instalación de otros individuos. Las etiquetas RFID también ayudan a realizar un seguimiento de qué ratón está pasando por el experimento y registrar los resultados específicamente para él.


Los científicos creen que el sistema desarrollado ayudará a monitorear más eficazmente el comportamiento de los ratones en el proceso de entrenamiento: los ratones son animales sociales y mantenerlos juntos durante el experimento puede reducir significativamente el nivel de estrés.

Los desarrolladores de AutonoMouse han descrito en detalle el dispositivo de la casa inteligente para ratones y esperan que en el futuro los científicos que estudian el comportamiento de los roedores puedan construir y usar el mismo sistema, como resultado de lo cual la calidad de la investigación de organismos modelo debería aumentar considerablemente.

 

María Cervantes 
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.