Naturista es sentenciado por la muerte de un chico diabético de 13 años

Imagen Pixabay

Tras dos semanas de audiencias, un jurado de Los Ángeles (California) sentenció a cuatro meses de prisión a un naturista. Se le acusa de ejercer medicina ilegalmente, además de haber provocado la muerte de un niño diabético de 13 años.

El tribunal encontró culpable al estadounidense de 84 años,  fundador de la compañía Common Sense Herbs, Timothy Morrow, de practicar medicina sin licencia. Aunado a esto, es acusado de la muerte de Edgar López. Paciente que bajo sus instrucciones dejó de seguir el tratamiento médico y efectivo para tratar esta enfermedad.

El caso

De acuerdo con los fiscales del caso, la madre del chico asistió a una de las charlas del naturista en busca de una segunda opinión sobre la condición de Edgar. Morrow comenzó a tratar al niño y aconsejó a la familia que lo mejor era dejar de inyectarle insulina. Ya que, según el acusado, el medicamento era un “veneno” para el niño.

Luego convenció a la familia de que el fármaco fuera sustituido por aceites de hierbas, que vendía en su página de internet. Ellos siguieron sus consejos hasta que el chico se enfermó. El joven perdió peso durante varias semanas, tuvo problemas para respirar e incluso sentía frío al tacto. La familia acudió al "especialista", él dijo que su hijo pasaba por una “crisis de curación” y les aconsejó no buscar ayuda médica. Al día siguiente el niño murió en su casa.

El forense que examinó el cuerpo de Edgar determinó que seguiría vivo de haber seguido el tratamiento médico adecuado.

La defensa de Morrow argumenta que todas las hierbas recetadas advierten que "el producto no tiene la intención de diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad” en la etiqueta. Sin embargo, en su página web el herbolario afirma haber curado su propio cáncer. De acuerdo con la madre, un día antes de la muerte de Edgar, el niño le había pedido inyectarle insulina y llamar al 911, a lo que ella se negó, siguiendo las instrucciones del convicto. 

Morrow ha sido condenado a cuatro meses de cárcel y se le ordenó pagar 5.000 dólares a la familia de la víctima por los gastos del funeral.

Estudios recientes han demostrado que ahora la insulina no tiene que inyectarse, pues ahora existen cápsulas que podrían sustituir este método de tratamiento tradicional.

 

Yasmín Agustín
Esta noticia ha sido publicada originalmente en 
N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.