Sexo oral casi mata a una española con alergia a la penicilina

Cortesía: Illawarra Mercury

Una mujer de 31 años acudió a la sala de emergencia de un hospital porque presentaba dificultad para respirar, ronchas en el cuerpo y vómitos. Los médicos le diagnosticaron anafilaxia, una reacción alérgica moderada. ¿Qué lo causó? El semen que la paciente ingirió al practicarle sexo oral a su pareja. El reporte médico fue publicado en BMJ Journal.

Los médicos no supieron de inmediato qué había originado la anafilaxia, la cual si no es tratada a tiempo puede resultar mortal. A lo único que la mujer era alérgica desde pequeña era a la penicilina. Sin embargo, ella afirmó no haber consumido medicamento alguno que contenga dicho antibiótico, reportan Susana Almenara y sus colegas a cargo del caso en el Hospital General de Alicante (España).

La transferencia oral

La paciente también reveló que antes de tener dichos síntomas, ella le había practicado sexo oral a un hombre que estaba tomando pastillas de amoxicilina-ácido clavulánico para tratar una infección al oído. Él había ingerido las dosis durante cinco días y cuatro horas antes de que ambos mantengan relaciones sexuales.

Lo que la mujer no sabía era que esas píldoras contienen penicilina, esta pudo haber llegado hasta el semen del hombre, según los médicos. A pesar de que existe poca evidencia de concentraciones de amoxicilina en el semen después de la ingesta de un fármaco, los doctores concluyen que este puede ser un caso de transferencia oral de drogas por el semen de su pareja.

Ella pudo sobreponerse en una semana, pero sus médicos han quedado impactados, ya que este en un caso muy extraño de anafilaxia. Además creen que este puede ser el primer caso registrado y que “hay pocos casos informados de reacciones alérgicas inducidas por fármacos transportados en el semen”.

"Creemos que, como médicos, es importante conocer este fenómeno para informar y prevenir reacciones potencialmente graves en pacientes sensibilizados", escribió Susana Almenara, autora principal del informe.

Este no es el único caso peculiar que ha sido reportado en las últimas semanas. Hace poco conocimos el extraño caso de un hombre de 59 años que se dió cuenta que tenía un diente en la nariz luego de ver su sentido del olfato considerablemente reducido.

 

Adrian Díaz
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma:www.nmas1.org”.​​​​​​

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.