Franceses inventaron un robot francés que te hará el valet parking en el aeropuerto [IMÁGENES]

Stanley Robotics

Stanley Robotics ha construido un estacionamiento robótico con una capacidad de 500 vehículos en el aeropuerto de Lyon Saint-Exupéry, Francia. Antes de tomar vuelo, el apresurado pasajero puede llevar su automóvil a cochera donde un robot tomará su auto y lo estacionará independientemente en el estacionamiento.

El servicio estará disponible para los pasajeros en unas pocas semanas, según un comunicado de prensa recibido por la redacción de N+1.

Los aeropuertos cerca de las principales ciudades atienden constantemente a una gran cantidad de visitantes y a menudo estos tienen problemas para estacionar su automóvil. Además, estacionarse cerca del aeropuerto también suele ser incómodo, ya que los pasajeros tienen que buscar un lugar libre e ir con su equipaje a la terminal. Desde hace un tiempo, los ingenieros han propuesto conceptos para resolver estos problemas, y algunas compañías ya están poniendolos en práctica. Como solución, proponen automatizar el estacionamiento con la ayuda de robots que interceptarán el automóvil en la entrada y lo estacionarán automáticamente.

La fórmula permite a los clientes ahorrar tiempo, y a los propietarios del estacionamiento aumentar la densidad de la ubicación de los automóviles. Varias compañías están involucradas en las pruebas de estacionamiento robótico, y en el aeropuerto de Dusseldorf ya existe un servicio similar para los clientes, pero esta tecnología aún se encuentra en la etapa inicial de su desarrollo.

Stan, el valet parking

Stanley Robotics presentó su concepto de estacionamiento automatizado en 2017. El elemento central del estacionamiento es el robot Stan. El aparato es una plataforma plana motorizada con una unidad de control, en la que se encuentran el lidar y las cámaras. Durante la operación, Stan se coloca debajo del auto y fija sus ruedas con la ayuda de apoyos retráctiles. Después lleva el automóvil a su lugar en el estacionamiento, que es seleccionado teniendo en cuenta el vuelo de regreso. Por ejemplo, si el vuelo de regreso es en un mes, el robot puede colocar el vehículo lejos, así como bloquearlo con otros autos cuyos dueños regresen antes. Para el pasajero, esta parte del proceso es oculta y no tiene que hacer ninguna coordinación al respecto. Él solo entrega el auto a una caja especial, y luego lo toma de allí después de su llegada.

La compañía ya ha realizado pruebas en los aeropuertos de Lyon, París y Düsseldorf, pero solo ahora ha presentado un servicio que estará disponible para los clientes en unas pocas semanas. El aparcamiento robótico se abrirá en el aeropuerto de Lyon Saint Exupéry. Está diseñado para 500 plazas y será atendido por cuatro robots Stan. En el futuro, la compañía planea aumentar el número de plazas para automóviles a 6.000.

María Cervantes 
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

 

 

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.