Palomas con sensores-mochila recolectarán importantes datos sobre el clima

Rick Thomas

Ingenieros británicos han desarrollado un conjunto de sensores pequeño y económico que puede recopilar de manera eficiente diversos datos climáticos: temperatura y humedad, niveles de luz, presión y datos de ubicación. El kit se puede montar en la espalda de una paloma doméstica y enviarla a recopilar datos, según Gizmodo.

Los sensores sensibles a diversos cambios en el medio ambiente se han vuelto mucho más pequeños en los últimos años y ya no requieren que los datos se recopilen solo desde un punto determinado: ahora, la información sobre dichos cambios se puede recopilar fácilmente con drones. Sin embargo, también tienen una limitación importante: el dron debe ser dirigido, lo que complica enormemente el proceso de recolección de datos. Además, es posible investigar solo un territorio limitado.

Mejor que los drones 

Los investigadores, dirigidos por Rick Thomas de la Universidad de Birmingham, crearon un dispositivo especial que permite recopilar datos sobre cambios ambientales utilizando sensores pequeños. Todo el dispositivo permite recopilar información sobre la ubicación, la temperatura del aire, la humedad, la presión y la luz. El dispositivo puede fijarse en la espalda de una paloma, lo que permitirá recopilar información ambiental directamente con su ayuda.

Debe aclararse que no todas las palomas son adecuadas para la recopilación de datos: Thomas y su equipo de investigación eligen solo palomas domésticas que pueden encontrar el camino a casa. Esto permite a los científicos asegurarse de que la paloma volverá con los datos, que luego se pueden descargar y analizar. Hasta ahora, los científicos han podido recopilar datos obtenidos por cinco aves: todas realizaron 41 vuelos con una longitud total de aproximadamente 1.000 kilómetros.

El diseño en sí es muy ligero (alrededor del 3% del peso corporal del ave) y está unido al cuerpo con la ayuda de correas especiales para no desengancharse y perderse en el vuelo. Además, los investigadores resaltan el costo relativamente bajo de la "mochila": la estructura completa cuesta alrededor de 250 libras.

 

María Cervantes 
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.