Caimanes con audífonos ayudaron a conocer el sistema auditivo de los arcosaurios

Cocodrilo en auriculares en la imaginación del artista (diseñador de nuestra publicación)

Científicos de Alemania y EEUU realizaron un experimento con caimanes, con el que calcularon el intervalo de tiempo en que el sonido llega a los dos órganos auditivos del animal. Según sus cálculos, esta brecha es de 500 a 1.500 microsegundos, y funcionalmente, las partes del cerebro que son responsables de ello son similares a las de las aves. Esto permite concluir que características similares del sistema auditivo también estaban presentes en animales extintos, escriben los científicos en The Journal of Neuroscience.

El intervalo de tiempo en que un estímulo auditivo llega a uno y al otro órgano auditivo se considera un parámetro clave del sistema auditivo del animal. El valor de este parámetro predice la eficacia y la rapidez con que los individuos de una determinada especie pueden localizar la fuente de sonido, y según la actividad cerebral en el momento de procesar este estímulo, incluso puede predecir qué sonido escucha el animal.

Sin embargo, no hay mucha información sobre este parámetro relativo al sistema auditivo de animales antiguos. Lutz Kettler, de la Universidad Técnica de Munich, y Catherine Carr, de la Universidad de Maryland, decidieron estudiar la demora entre el procesamiento del estímulo auditivo por los dos órganos auditivos de cocodrilos, que junto con los dinosaurios pertenecen al mismo grupo de arcosaurios.

Para el experimento, los científicos seleccionaron 40 caimanes jóvenes de Mississippi (Alligator mississippiensis) de 6 a 36 meses. Los científicos insertaron audífonos en sus dos oídos a través de los cuales se enviaba una señal con una frecuencia diferente (dentro del rango aceptable para el sistema auditivo de los caimanes). Los caimanes estaban bajo anestesia y, con la ayuda de electrodos, los científicos controlaron la actividad del núcleo laminar (nucleus laminaris), parte del tronco cerebral, cuya actividad neuronal ayuda a determinar el intervalo de tiempo deseado.

Los científicos han descubierto que dicho intervalo de tiempo es de 500 a 1500 microsegundos, dependiendo de qué lado proviene el sonido. Además, encontraron que las regiones responsables del reconocimiento del estímulo auditivo por ambos órganos auditivos de los caimanes son similares a los de las aves.

El hecho de que un parámetro de este tipo en los caimanes haya resultado similar a sus indicadores en aves indica que hay un factor importante responsable de este parámetro: los antepasados ​​comunes. Las aves, al igual que los caimanes, están relacionados con los arcosaurios modernos.
 

María Cervantes 
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.