El baño de la ISS probó un nuevo material que puede acabar con las superbacterias

JPL / NASA

El espacio exterior hace que las bacterias se vuelvan sorprendentemente resistentes y en algunos casos agresivas. Para evitar los problemas que estas superbacterias pueden causar, científicos alemanes han probado la Estación Espacial Internacional (ISS) un metal antimicrobiano que explota las bacterias al contacto. Los resultados han sido publicados en Frontiers in Microbiology.

Elisabeth Grohmann, de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Beuth, Berlín, y sus colegas probaron un recubrimiento antimicrobiano llamado AGXX, que consiste en capas delgadas de metales, plata y rutenio tratados con vitamina C. El equipo espera que se pueda usar en futuras misiones para mantener a los astronautas sanos.

El metal AGXX

Los investigadores colocaron láminas de metal en una superficie propensa a la contaminación: la puerta del baño de la ISS. Tomando muestras a los 6, 12 y 19 meses, el equipo encontró que, en comparación con las láminas de acero inoxidable y plata, la superficie AGXX tenía un número significativamente reducido de bacterias.

AGXX funciona mediante una reacción redox entre la plata y el rutenio, produciendo radicales libres que dañan las membranas de las células bacterianas. "Realmente explotan las bacterias", dice Grohmann. Con el tiempo, algunas bacterias crecieron, pero a los 19 meses hubo un 80% menos de cepas en el AGXX que en el acero. No se encontraron microbios graves que causen enfermedades, pero la mayoría de las cepas encontradas fueron resistentes a al menos tres antibióticos.

Las naves espaciales son entornos maduros para la resistencia bacteriana, en parte porque no existe la competencia normal entre las bacterias asociadas a los humanos y los insectos del medio ambiente. Ciertas cepas desarrollan paredes celulares más gruesas y otras se multiplican más rápido en microgravedad. Además, los astronautas en la ISS no pueden usar agentes de limpieza en aerosol o líquidos que contengan alcohol inflamable, por lo que las nuevas soluciones antimicrobianas tienen una gran demanda.

El estudio concluyó hace 3 años, y desde entonces las propiedades antimicrobianas de AGXX se han mejorado, dice Grohmann. El revestimiento se probará a continuación en una misión de aislamiento conjunta entre la NASA y el Instituto de Problemas Biomédicos de Rusia.

Anteriormente, los expertos de la NASA encontraron cepas de Enterobacter bugandensis con genes de resistencia a los antibióticos en muestras tomadas en marzo de 2015 en el inodoro y en el área de entrenamiento en la Estación Espacial Internacional. 


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.