Un brutal descubrimiento ofrece nuevas pistas sobre lo sucedido con el 'meteorito que extinguió a los dinosaurios'

Robert DePalma - Universidad de Kansas

El impacto del asteroide Chicxulub, que acabó con los dinosaurios hace 66 millones de años, no solo dejó destrucción, sino importantes restos fósiles. Ahora, un equipo de investigadores ha encontrado un conjunto de organismos terrestres y marinos que sirven para entender la extinción en masa de estos seres vivos. Los detalles serán publicados este lunes en Proceedings Of the National Academy of Science.

Robert DePalma, paleontólogo y estudiante de doctorado de la Universidad de Kansas, ha descubierto esta mezcla de fósiles en Tanis (Dakota del Norte). Él considera que luego del impacto de este meteorito, que erradicó alrededor del 75 por ciento de las especies de plantas y animales de la Tierra, las ondas sísmicas activaron a las seiches (ondas estacionarias que afectan a cuerpos de agua encerrados), las cuales parecen haber arrastrado los restos hasta ese lugar para dejarlos enterrados.

Excavaciones

Durante las excavaciones iniciadas en 2013, se encontraron fósiles de peces y árboles, todos ellos rociados con fragmentos rocosos y vidrios. DePalma asegura que la mitad de los peces enterrados contenían pedazos de cristal en sus branquias, esta es una característica que se relaciona con el impacto del asteroide.


Una cola de pez en el depósito de Tanis / Robert DePalma - Universidad de Kansas

De hecho, según los análisis realizados, los fósiles están cubiertos con una capa de un material con altas concentraciones de iridio. Este químico es muy raro en la corteza terrestre y fue lo que alertó a los geólogos de la alta probabilidad de que los restos sean del momento preciso del impacto del asteroide.

Este habría provocado una ola de tsunami de 1500 metros de altura y, como consecuencia de ello, los restos quedaron enterrados bajo el agua. Por la distribución de los fósiles en el depósito, los científicos afirman que fueron arrasados por las olas hasta esa zona.

"La sedimentación ocurrió tan rápidamente que todo se conserva en 3D, no están aplastados”, puntualizó David Burnham, coautor del estudio. “Es como una avalancha que se derrumbó casi como un líquido, y luego se asentó como el concreto. Fueron asesinados repentinamente debido a la violencia del agua. Tenemos un pez que golpea un árbol y se partió por la mitad”.

El sitio de Tanis contiene cientos de antiguos peces fósiles articulados muertos por las secuelas del impacto de Chicxulub y es notable solo por la biodiversidad que revela.


Lugar de la excavación en Tanis, Dakota del Norte. / Robert DePalma - Universidad de Kansas

Consecuencias

Según Burnham, el tesoro fósil llena un vacío en el conocimiento científico con nuevos detalles vívidos. "Hemos entendido que las cosas malas pasaron justo después del impacto, pero nadie ha encontrado algún tipo de evidencia", expresó. "La gente ha dicho: 'Entendemos que esta explosión mató a los dinosaurios, pero ¿por qué no tenemos cadáveres por todas partes?' Bueno, ahora tenemos cuerpos. No son dinosaurios, pero creo que con el tiempo también se encontrarán”.

DePalma dijo que su hallazgo proporciona un nuevo detalle espectacular a lo que quizás sea el evento más importante que haya afectado la vida en la Tierra. "Observamos los registros momento a momento de uno de los eventos de impacto más notables en la historia de la Tierra. Ningún otro sitio tiene un registro como ese. Y este evento en particular está vinculado directamente a todos nosotros, a todos los mamíferos en la Tierra”, agregó.

"Como seres humanos, descendimos de un linaje que sobrevivió literalmente en las cenizas de lo que fue el glorioso reino de los dinosaurios. Y somos la única especie en el planeta que ha sido capaz de aprender de tal evento hasta el beneficio de nosotros mismos y de cualquier otro organismo en nuestro mundo”.

 

Adrian Díaz
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma:www.nmas1.org”.​​​​​​

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.