Israel comparte nuevas imágenes de la cara oculta de la luna

SpaceIL 

La primera sonda lunar israelí "Beresheet" envió fotos tomadas de la cara oculta de nuestro satélite durante la maniobra de ingreso a la órbita circunlunar. Las imágenes muestran el reverso de la luna y la tierra de fondo, de acuerdo con el twitter de la misión.

La sonda lunar "Beresheet" se inició el 22 de febrero de 2019. El dispositivo fue creado por SpaceIL (una organización israelí sin fines de lucro) para sumarse a la competencia Lunar XPRIZE de Google. Tras el cierre de la convocatoria, el equipo de desarrollo logró recaudar los fondos necesarios para continuar con el proyecto y costear el lanzamiento.

La masa inicial de la sonda es de 585 kilogramos (de los cuales 160 kilogramos caen sobre el propio aparato), y su tamaño con pilares de aterrizaje abiertos es de 2,3 metros, lo que lo convierte en el aparato más pequeño jamás lanzado al satélite natural de la Tierra. La sonda lleva seis cámaras de color de 8 megapíxeles, un magnetómetro, un reflector de láser y una cápsula de tiempo digital.

La luna y la Tierra en una selfie

Después de un lanzamiento exitoso, el dispositivo entró en una órbita elíptica, sobrevivió a dos fallas y logró llevar a cabo todas las maniobras planeadas para elevar el apogeo de la órbita. De este modo, pudo tomar varias fotografías donde nuestro planeta es visible.

El anterior 31 de marzo, Bereshit voló cerca de la Tierra por última vez, entró en trayectoria e ingresó exitosamente en la tarde de ayer a la órbita elíptica circunlunar. Así, Israel se convirtió en la séptima sonda huésped de nuestro satélite natural.

Para la próxima semana, se espera que se enciendan nuevos motores que posibiliten que la sonda ingrese a una órbita circular de 200 km alrededor de la Luna. El 11 de abril se planea un suave aterrizaje en la parte noreste del Mar de la Claridad, dónde se encuentra una de las anomalías magnéticas, a unos cientos de kilómetros de distancia del desembarque de las misiones Apolo 15 y Apolo 17. Luego del aterrizaje, se estima que el dispositivo funcionará por no más de 2 o 3 días terrestres, ya que no cuenta con un sistema de protección contra sobrecalentamiento.

La llegada a la luna continúa significando un desafío internacional para los humanos. Tan relativamente cerca y difícil de alcanzar. Tal es el caso de India, que actualmente enfrenta complicaciones y aplazamientos en su misión Chandrayaan-2 debido a fallas en las pruebas de aterrizaje.

Por su parte, la NASA lanzó en el 2018 un programa para atraer compañías comerciales al programa lunar Commercial Lunar Payload Services (CLPS). Nueve firmas recibieron el derecho de reclamar contratos millonarios para la entrega de bienes a la superficie lunar. Privatizar la Luna: la ambición desmedida.
 

Sofía Dottori Fontanarrosa
Esta noticia ha sido publicada originalmente en 
N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.