Taladro de la sonda Insight está atascado y las “chances no se ven prometedoras”, dice la NASA

NASA / JPL-Caltech

Los ingenieros a cargo de la misión InSight de la NASA realizaron un trabajo de diagnóstico para determinar el estado del taladro HP3, que anteriormente había suspendido su trabajo debido a una colisión con un obstáculo en el suelo. El análisis de los datos aún está en curso, pero NASA ha confirmado que existe un obstáculo en forma de roca y que “chances no se ven prometedoras” para la misión.

El lanzamiento de la misión InSight tuvo lugar en mayo de 2018. Su tarea principal es estudiar la estructura interna de Marte y los procesos geológicos que tienen lugar en sus profundidades. El aterrizaje en la superficie del planeta tuvo lugar en noviembre de 2018 en el área de Elysium Highland.

Luego, a mediados de diciembre del año pasado, se colocó un sismógrafo SEIS sobre la superficie de Marte, que pronto se cubrió con una tapa aislante contra el viento y el calor. En febrero de 2019, el segundo instrumento científico de la misión, el taladro HP3, diseñado para medir los flujos de calor en el suelo marciano, fue puesto. Finalmente, a principios de febrero, el sistema APSS, que recopila datos sobre las condiciones climáticas, comenzó su operación en toda regla.

Atascada en Marte

Ahora, según reporta Spaceflight Now, todos los instrumentos científicos de la misión funcionan correctamente, excepto el instrumento HP3, que previamente suspendió su trabajo a una profundidad de 30 centímetros. Se asumió que el taladro había chocado con un gran fragmento de roca y no pudo ir más lejos, o que su parte trasera se había atascado en la estructura de soporte cuando se encontró con una piedra pequeña, debido a que la inclinación es ahora de aproximadamente 15 grados desde el eje vertical.

Inicialmente, se decidió realizar una serie corta de descargas de diagnóstico y conectar los sensores del sismógrafo para que funcionen. Ahora se están analizando esos datos, y la tarea se ha complicado por la necesidad de tener en cuenta la absorción de vibraciones por el suelo y los elementos de la plataforma de perforación.

Sin embargo, los datos ya procesados ​​confirmaron la presencia de un obstáculo similar al de una roca. El equipo de la misión también está considerando utilizar el brazo robótico de 2.4 metros IDA (brazo de despliegue del instrumento) para reposicionar la estructura de soporte y posiblemente facilitar la tarea de devolver la funcionalidad del taladro: si se trata de una piedra pequeña, el taladro puede saltearla si está inclinada en un ángulo de 45 grados a la vertical.

"Aún no nos hemos rendido por completo", dijo Bruce Banerdt, jefe de la misión InSight, la semana pasada en una reunión del comité de la Academia Nacional de Ciencias para Astrobiología y Planetología. "No parece prometedor, pero aún tenemos una oportunidad suficientemente razonable para completar la perforación", agregó.

Mientras NASA intenta solucionar el problema en el que se ha metido InSight, la agencia se prepara para enviar otra misión al planeta rojo: Hace solo unos días probó un alucinante mini-helicoptero con el que explorará el planeta rojo.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.