La NASA presenta tres modelos de habitats para vivir en Marte

En 2015 la NASA lanzó una competencia llamada The 3D-Printed Habitat Challenge con el objetivo de crear refugios sostenibles adecuados para la Luna, Marte y más. Ahora, luego de cuatro años de intenso trabajo, la agencia espacial anuncia a los tres mejores equipos, los cuales compartirán un premio de $100.000.

Al principio once equipos se presentaron a la competencia para que sus proyectos sean calificados según diseño arquitectónico, programación, uso eficiente del espacio, escalabilidad de impresión 3D y capacidad de construcción. De esta manera, todos fueron evaluados por un panel de jueces que determinó qué equipos pasarían. Estos son los tres elegidos:

Mars Incubator 


NASA

Este equipo de New Haven, Connecticut (Estados Unidos) ganó el tercer lugar de esta fase y se llevó $32.623,88. Este modelo presenta un diseño de cuatro módulos esféricos conectados por uno más grande en medio. Cada módulo está conectado con puentes que permiten a los miembros de la tripulación moverse de un lugar a otro sin salir.

Los soportes para los módulos están hechos de plástico de regolito y polietileno con fibra de basalto. Esta estructura completa es resistente a la radiación.

 

Zopherus


NASA

Zopherus ganó el segundo lugar y se llevó $33.422,01 con un diseño inspirado en la biología. Este modelo consiste en un módulo principal a partir de cuál se imprimirían en 3D todos los demás. Los rovers se encargarían de recolectar regolito marciano para poder fabricar concreto.

De esta manera, el hábitat incluiría una unidad comunitaria, jardines hidropónicos, dormitorios para la tripulación y  un módulo de laboratorio. El punto positivo es que este modelo puede ampliarse según las necesidades y demandas de la investigación.

 

SEArch+/Apis Cor


NASA

El primer lugar fue dirigido a este equipo de nombre complejo, llevándose $33.954,11. Sabemos que la presión en la Tierra es mayor que la de Marte, por ese motivo este diseño incluye un arco que resiste toda esta presión que hay en el interior de los módulos.

El hábitat también incluye una zona independiente que se puede sellar en caso de emergencias. Dentro del hábitat hay dos laboratorios, cuatro dormitorios, un invernadero y una zona de relajación.

La siguiente etapa del concurso se dará en mayo. Aquí los equipos tendrán que imprimir sus modelos a escala en una impresora 3D.

 

Adrian Díaz
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma


Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma:www.nmas1.org”.​​​​​​

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.