Compuesto del chile picante retrasa el crecimiento del cáncer de pulmón

Pxhere

La capsaicina, componente del chili o chile picante, desacelera el desarrollo de cáncer de pulmón, de acuerdo con una investigación exhibida en la conferencia de Experimental Biology 2019. Los autores aseguran que inhibe el crecimiento de células de adenocarcinoma de pulmón de tres líneas celulares humanas, y disminuye la metástasis, según el experimento realizado sobre ratones enfermos de cáncer de pulmón.

El tabaco es la primera causa de invalidez y muerte prematura en el mundo. Las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el cáncer de pulmón son verdaderamente alarmantes: es la causa de mortalidad más común entre los pacientes con cáncer, cobrándose 1.76 millones de vidas año tras año.

El tipo más común de cáncer de pulmón es el de adenocarcinoma, presente en aproximadamente el 40% de los casos. Aunque el adenocarcinoma crece más lentamente que otros tumores malignos, a menudo se descubre cuando ya ha hecho metástasis, complicando su tratamiento.

Health Hot Chilli Peppers

Ahora, investigadores de la Escuela de Medicina Joan Edwards de la Universidad Marshall, bajo la dirección de Piyali Dasgupta, sugirieron que la capsaicina, el componente activo del chile, puede inhibir el crecimiento del adenocarcinoma y prevenir el desarrollo de metástasis.

Ya se sabe que la capsaicina inhibe el crecimiento de varios tipos de cáncer, incluido el melanoma y el colangiosarcoma (un tipo de cáncer de hígado). "El cáncer de pulmón y otros tipos de cáncer generalmente hacen metástasis en otras áreas, como el cerebro, el hígado o los huesos, lo que dificulta el tratamiento de éstas patologías", explicó Jamie Friedman, coautora del estudio. "Nuestros resultados sugieren que la sustancia natural capsaicina puede combatir eficazmente las metástasis en pacientes con cáncer de pulmón".

A pesar de los efectos negativos de la capsaicina (irrita la piel, el tracto respiratorio superior y los órganos del tracto gastrointestinal), los investigadores estudiaron sus contrapartes naturales: capsiate y capsiconato. Estas sustancias son estructuralmente similares a la capsaicina, pero no tienen un sabor picante y, por lo tanto, pueden ser un sustituto adecuado.

Los científicos probaron el efecto de la capsaicina y sus análogos en tres líneas celulares de adenocarcinoma de pulmón. Resultó que la capsaicina y uno de sus análogos, capsiate, suprimen la actividad invasiva de las células de adenocarcinoma, evitando que las células cancerosas se diseminan más allá del tumor (metástasis).

Asimismo, el experimento fue llevado a cabo en ratones con adenocarcinoma pulmonar: un grupo de ratones fue alimentado con capsaicina, mientras que un grupo de control no. Efectivamente, las metástasis en los pulmones disminuyeron significativamente en el grupo experimental. Experimentos adicionales demostraron que la capsaicina actúa también sobre la c-Scr, una enzima que promueve el crecimiento de tumores malignos, la germinación de los vasos sanguíneos en ellos y su propagación a otros tejidos.

Picante 1 - Nicotina 0

"Esperamos que un día la capsaicina, en combinación con otros medicamentos de quimioterapia, se pueda usar para tratar varios tipos de cáncer de pulmón", anhela Friedman. "Pero el uso clínico de la capsaicina requerirá la superación de efectos secundarios desagradables, incluida la irritación del tracto gastrointestinal, calambres estomacales y una sensación de ardor".

Anteriormente, científicos de la Universidad de Vermont (Estados Unidos) descubrieron que comer chili reduce el riesgo de muerte por todas las causas. El estudio involucró a 16.000 personas. Aunque los autores no encontraron una relación causal, sino sólo una relación estadística, creen que la capsaicina puede influir en la salud de las personas que consumen pimientos picantes.

La sustancia activa los receptores que elevan la intensidad del metabolismo de las grasas, previniendo la obesidad. Además, suprime la actividad de la proteína NF-κB, el cual desempeña un papel importante en el desarrollo de inflamación y tumores.

 

Sofía Dottori Fontanarrosa
Esta noticia ha sido publicada originalmente en 
N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.