La inestabilidad social estresa a los chimpancés

pxhere.com

Durante períodos de inestabilidad social, el nivel de estrés de los chimpancés machos aumenta, en tanto que el nivel de agresión interna disminuye. Esto sucede independientemente de la posición jerárquica que ocupe el individuo. El estudio fue publicado en la revista Frontiers in Ecology and Evolution.

El status elevado de los animales sociales dentro de su grupo está asociado generalmente con beneficios para la salud, la longevidad y las posibilidades de dejar descendencia. Como norma, a diferentes niveles de jerarquía le corresponden diferentes riesgos y streses. Por ejemplo, los suricatas subordinados se ven obligados a arriesgar sus vidas constantemente, abandonando el grupo en busca de oportunidades para la reproducción, y debido a ésto, los líderes suricatas viven mucho más tiempo. Al mismo tiempo, los mismos suricatas dominantes envejecen más rápido, lo que los científicos explican por el nacimiento y la educación de los jóvenes y la protección de su posición.

Liderar es costoso 

Anna Preis, del Instituto alemán Max Planck para la Antropología Evolutiva de la Sociedad, y sus colegas decidieron averiguar cuán costoso es ocupar una posición dominante en un grupo de chimpancés. Para ello, trabajaron con dos grupos de chimpancés machos en el Parque Nacional Tay en Côte d'Ivoire: durante varios meses recolectaron muestras de orina, monitorearon el comportamiento de los individuos en cada grupo y evaluaron la posición jerarquica de los machos según la comunicación entre ellos.

“Exploramos dos contextos en los que la inestabilidad social está creciendo: la competencia por el estatus y por las mujeres. En ambos casos encontramos el mismo patrón: todos los machos, independientemente de su rango, experimentaron niveles de estrés más altos durante los períodos de alta competencia entre ellos; y la frecuencia e intensidad de la agresión fueron mayores durante los períodos de baja competencia", explicó Pryce al servicio de prensa del Instituto.

Los científicos encontraron que en períodos de inestabilidad los niveles de cortisol en orina eran mayores que en los períodos estables; y la agresión entre los congéneres fue, por el contrario, más baja. Señalan además que (a diferencia del estudio anterior llevado a cabo en otra población de chimpances) no lograron encontrar una correlación entre el rango del animal en su grupo y el nivel de cortisol. Esto significa, en primer lugar, que mantener la posición jerarquica no genera estrés para los machos dominantes; y en segundo lugar, que los tiempos de incertidumbre dentro del grupo afectan a todos los individuos por igual.

La importancia de la armonía 

Al mismo tiempo, la agresión tampoco podría ser la causa del estrés, ya que sus manifestaciones disminuyeron durante períodos inestables. Los autores atribuyen esto al hecho de que cuando las relaciones en el grupo son inciertas, los machos evitaron los conflictos internos en pos de reducir el riesgo por lesiones y no exponer a todo el grupo a peligros adicionales, como ser el enfrentamientos con otro grupo (los chimpancés protegen colectivamente su territorio). Por lo visto, en tiempos hostiles de confusión, los chimpances prefieren acudir a la mayor armonía posible hasta que las aguas se calmen. Un comportamiento ejemplificador.

Curiosamente, en otro estudio sobre la comunicación de los chimpancés, científicos británicos descubrieron que los gestos que éstos utilizan para comunicarse están parcialmente sujetos a las mismas leyes que obedece el habla humana. Parcialmente, claro.

 

Sofía Dottori Fontanarrosa
Esta noticia ha sido publicada originalmente en 
N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

 

 

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.