Rocket Lab construirá una plataforma expendedora de satélites

Rocket lab
La compañía Rocket Lab anunció el desarrollo de una plataforma universal para la creación de satélites. La misma constará con su propio motor de cohete, subsistema de telecomunicaciones e interfaces para la integración de equipos de terceros. El jefe de Rocket Lab comunicó a The Verge que la compañía construirá, pondrá en orbita y será responsable de la operación de los satélites incluso tras el lanzamiento.

Rocket Lab es una compañía aeroespacial estadounidense que desarrolló un cohete de clase ligera Electron. El cohete consta de dos etapas con motores de cohete líquido Rutherford, y también puede equiparse adicionalmente con una unidad de refuerzo con un motor de cohete líquido Curie para transferir la carga útil de salida de la referencia a la órbita objetivo.

El primer vuelo de Electron fue en mayo de 2017, pero fracasó debido a problemas en el sistema de transmisión de telemetría. Su posterior lanzamiento, en enero de 2018, se convirtió en el primero exitoso, y desde entonces la compañía ya envió en tres oportunidades una carga útil comercial a la órbita.

Guesthouse para satélites

Anteriormente Rocket Lab lanzó solo satélites diseñados y fabricados por otras compañías, pero ahora anunció su propio programa para la construcción de los dispositivos. La compañía no planea implementar el diseño y producción de satélites diseñados para clientes específicos. Sino que planea utilizar su plataforma “Photon” como una plataforma universal, la cual consta de la mayoría de los componentes necesarios, como motor, sistemas de comunicación y orientación, entre otros. Los clientes, entonces, podrán colocar su propio equipo en la plataforma, o bien solicitar a Rocket Lab el desarrollo del equipo.

 

Photon platform - Rocket lab

La plataforma posee una caja redonda, cuyo diámetro corresponde casi al diámetro del cohete: 1,2 metros. Le permite utilizar dispositivos de hasta 170 kg, con un consumo de energía de hasta 1 kilovatio, proporcionado gracias a los paneles solares.

El equipo se puede conectar a la plataforma a través de interfaces LVDS, Ethernet, CAN y RS422 / 485. Puede almacenar hasta 1 terabyte de datos y transmitirlos a la Tierra a velocidades de hasta 512 kilobits en la banda S a través de una red de estaciones terrestres que Rocket Lab utiliza para comunicarse con cohetes y etapas superiores, o mediante otras estaciones. Dependiendo de las necesidades del cliente, Rocket Lab puede poner el satélite solo en órbita o también ser responsable de su funcionamiento durante la misión.

Además de ampliar el alcance de la actividad, Rocket Lab también amplía la cantidad de sitios para lanzar misiles electrónicos. Ya está comprometida en equipar su propia plataforma de lanzamiento en el Cosmódromo de Wallops en el estado estadounidense de Virginia, y planea lanzar el primer cohete desde allí a fines de año. Además, es posible que lance cohetes desde el cosmódromo de Escocia, cuya construcción debería completarse a principios de 2020.

 

Sofía Dottori Fontanarrosa
Esta noticia ha sido publicada originalmente en 
N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

 

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.