Científicos españoles eliminan por primera vez tumor de páncreas en ratones

Pixabay

Investigadores del Grupo de Oncología Experimental del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), en Madrid (España), lograron erradicar el adenocarcinoma ductal de páncreas (ADP) en una generación de ratones genéticamente modificados. Los resultados de su investigación se publicaron en Cancer Cell.

El  equipo, bajo el liderazgo del bioquímico Mariano Barbacid, lograró la remisión completa de este tipo de cáncer de páncreas al combinar dos dianas moleculares. Estos componentes son denominados EGFR y c-RAF. El trabajo fue financiado por la Asociación Española contra el Cáncer (AECC).

El cáncer de páncreas o cáncer pancreático es un tumor que se origina en la glándula pancreática. Es una de las neoplasias más agresivas debido a su pronta difusión, su falta de síntomas específicos tempranos y su diagnóstico tardío (en el momento del diagnóstico, los pacientes por lo general tienen la enfermedad localmente avanzada e incluso metastásica, lo que impide la cirugía curativa).

 

Tratamiento complejo

Actualmente el tratamiento de los ADPs se limita a los pacientes en donde el tumor está localizado y se elimina quirúrgicamente. Esta situación, sin embargo, se presenta en menos del 10% de los casos.

El 95% de este tipo de tumores son provocados por el oncogén KRAS. Cuando la mutación avanza se presentan lesiones agresivas que derivan en genes supresores tumorales, principalmente TRP53, CDKN2A y SMAD4. Por ello, en la investigación se han empleado en ratones genéticamente modificados, inducidos por las mutaciones KRAS y TRP53.

En el estudio, la eliminación simultánea del receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR por sus siglas en inglés) y la quinasa c-RAF permitieron que gran parte de tumores ADP de alto grado, no solo dejaran de crecer, sino que en unas semanas desaparecieron completamente.

El equipo también detectó que esta inhibición a la par generó menor toxicidad que la registrada anteriormente por pacientes tratados con inhibidores del EGFR. Estos resultados colaterales presentaron una dermatitis fácilmente controlable. La eliminación de c-RAF no provocó toxicidad adicional.

Debemos resaltar que no todos los tumores respondieron de la misma forma ante este tratamiento. Esto nos deja entre ver que existe una gran variedad de cáncer de páncreas.


Pixabay

 

Del laboratorio a la clínica y estadísticas

Aunque esta investigación logró grandes avances, la introducción de esta terapia en el sector clínico humano no será inmediata. Esto ya que existen inhibidores del EGFR, pero no existen inhibidores para bloquear la actividad de la quinasa c-RAF.

Registros del Observatorio del AECC señalan que, tan solo en el País Vasco, se reconocen alrededor de 8.000 casos por año en relación al cancer de pancreas. La incidencia se califica como “media”. Datos de la American Cancer Society de Estados Unidos revelan que esta es la tercera causa de muerte en esa nación. Se encuentra solo por debajo del cáncer de pulmón y colon.

El cáncer de páncreas, si bien es el décimo tumor en frecuencia en los países industrializados (solo constituye del 2% al 3% de todos los tumores sólidos), representa la cuarta causa de muerte por cáncer y se prevé que para 2030 incremente su incidencia en un 50%, convirtiéndose así en la segunda causa de muerte por cáncer y provocando más muertes que el cáncer de próstata, colon o mama.

 

 

Yasmín Agustín
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

 

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma:www.nmas1.org”.​​​​​​

 

 

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.