El 2019 tendrá un El Niño Modoki, "similar, pero algo diferente”

Centro de Predicción del Clima de NOAA

El Centro de Vuelo Espacial Goddard reportó que éste año el fenómeno de El Niño se habría formado en el centro del Océano Pacífico y no en su parte oriental, como los meteorólogos habían predicho para el 2019. Los científicos bautizaron al nuevo niño como El Niño Modoki, que en japonés significa "similar, pero algo diferente”.

El fenómeno cálido de El Niño (ENSO - El Niño Southern Oscillation) y el fenómeno frío de La Niña son dos fases en las fluctuaciones de temperatura ecuatorial de las aguas del Océano Pacífico Sur, afectando principalmente a la regiones costeras de Sudamérica, Australia y al Sudeste Asiático. Básicamente, es un calentamiento producto del ingreso de una masa superficial de aguas cálidas en el mar.

Las principales consecuencias de los berrinches furiosos de ésta criatura meteorológica son: largos períodos de precipitaciones intensas; intensa formación de nubes; prolongados lapsos de eleveda húmedad; descenso de la presión atmosférica; calentamiento de la Corriente de Humboldt (Corriente del Perú); riesgos de potenciales epidemias como el cólera; y la muerte de especies que no sobreviven al cambio de temperatura, generando pérdidas económicas en actividades primarias como la pesca.


Anomalías de temperatura en el Pacífico, marzo 2019.
Centro de Predicción del Clima de NOAA

"Same same, but different"

El informe del Centro informa que El Niño comenzó a formarse en otoño y actualmente se manifiesta con claridad en los datos sobre la temperatura de la superficie del agua y la precipitación en la región del Pacífico. Sin embargo, los mismos datos revelan que en ésta ocasión El Niño no se formó en la parte oriental del océano, frente a la costa de Perú, sino en la parte central.

Esta versión del fenómeno llamada El Niño Modoki, afecta la distribución de precipitaciones en la India y el Sudeste Asiático, así como la naturaleza de los ciclones del Pacífico. Asimismo, NOAA señala que, al igual que con El Niño habitual, las precipitaciones en la costa del Pacífico de Estados Unidos descenderán por debajo del promedio.


Anomalías de precipitación del mes pasado.
Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA

En particular, los períodos anuales con aumento anómalo de la temperatura promedio global, generalmente, se asocian con éste fenómeno. Si el 2019 también resulta anormalmente cálido, entonces continuará la serie récord iniciada en el 2015 de los años más anormalmente cálidos en la historia de las observaciones meteorológicas.

Como es de esperarse en cualquier sistema ecosistémico, la falla de un componente desencadena la alteración de todo el conjunto. A esa demencia a la que arrastramos a nuestro planeta, se llama Cambio Climático, y en el diván entramos todos
 

Sofía Dottori Fontanarrosa
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.  

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.