Nuevo laboratorio francés estudiará los láseres de combate

Prototipo de una máquina láser con una potencia de 40 kilovatios.
MBDA

La compañía francesa MBDA, junto con el Instituto de Investigación de Óptica ALPhANOV, abrió un laboratorio cuya tarea principal será estudiar los efectos de los láseres de combate en diversos materiales y en diversas condiciones. De acuerdo con ASDNews, la creación del laboratorio comenzó en el 2016.

A pesar de que el desarrollo de las armas láser ha estado ocurriendo durante más de una década, el uso en combate de la radiación láser de alta potencia es todavía relativamente poco conocido. Desarrolladores dispersos de forma independiente realizan investigaciones y pruebas de los láseres, pero la mayor parte del trabajo es clasificada.

El nuevo laboratorio 

Ahora, el nuevo laboratorio Vulnerability Test Facility (VTF) fundado por MBDA y ALPhANOV, se encargará de contribuir al entendimiento de esta poderosa herramienta. Está equipado con emisores láser con potencia variable de 1 a 10 kilovatios, así como varios sistemas de grabación: cámaras rápidas, cámaras convencionales y de imagen térmica.

El VTF tiene la capacidad de simular muchas de las condiciones del mundo real de un disparo láser, incluyendo las imperfecciones de apuntar un haz dinámico, el empleo contra objetivos de cruce y giro, y las complejas interacciones entre el láser y los materiales objetivo. Esto permitirá que se definan los requisitos para todos los componentes individuales de un arma láser (fuente de láser, precisión de puntería, enfoque de haz, etc.) y la optimización de futuras arquitecturas de sistemas láser contra los diversos tipos de objetivos (aviones, misiles, drones, sensores ópticos, vehículos, buques de guerra, entre otros).

En la actualidad, las grandes potencias se sirven de esta herramienta con fines bélicos de una manera tan deliberada como estremecedora. Este es el caso de dos proyectos estadounidenses: una instalación láser móvil de combate con una capacidad de 100 kilovatios para interceptar misiles, proyectiles de artillería y proyectiles de mortero; y el desarrollo de un dron con un láser de combate a bordo para la destrucción de misiles balísticos intercontinentales.

 

Sofía Dottori Fontanarrosa
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.  

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.