Este marcapaso sin batería podría generar energía del propio corazón

Zhou Li  
Nature Communications 
 

Un marcapasos sin batería que recolecta energía de los latidos del corazón ha sido probado con éxito en cerdos. El novedoso aparato utiliza un recolector de energía envuelto alrededor del corazón que genera electricidad a partir del movimiento. Los resultados de la investigación han sido publicados en Nature Communications.

"Millones de pacientes confían en los dispositivos electrónicos médicos implantables (IMED) debido a sus potentes capacidades de diagnóstico y tratamiento", escribió Zhong Lin Wang del Instituto de Tecnología de Georgia (EE.UU.). "Sin embargo, las baterías de los IMED son generalmente voluminosas, rígidas y tienen una vida útil corta", añadió.

En las pruebas, el equipo liderado por Wang encontró que la energía que extraían del corazón era más alta que la necesaria para un marcapasos humano. Entonces, para probar su descubrimiento, usaron corazones de cerdos. Como se sabe, los corazones de estos animales son aproximadamente del mismo tamaño que los de los humanos.

Marcapasos Cardíaco Simbiótico - SCP 

Además de controlar el ritmo cardiaco, el aparato llamado "marcapasos cardíaco simbiótico" (SCP), también corrigió afecciones graves, como la arritmia sinusal, que hace que se salten los latidos y la fibrilación ventricular que la acelera. Ambas son potencialmente fatales.

El SCP está compuesto de tres partes: una unidad de recolección de energía llamada iTENG, una unidad de administración de energía hecha de un condensador y el marcapasos en sí. El iTENG está hecho de dos capas separadas por un relleno esponjoso que atrapa electrones a medida que el corazón se agranda y se contrae durante el bombeo. Estos se almacenan en el condensador que libera la energía para alimentar el marcapasos.

"Los resultados del estudio son muy alentadores, pero hay mucho trabajo por hacer antes de que pueda usarse en humanos", dice Tim Chico de la Universidad de Sheffield, que no formó parte de la investigación.

"El dispositivo de recolección de energía necesitaba insertarse alrededor del corazón en una cirugía a corazón abierto, que es mucho más invasiva de lo que se necesita para los marcapasos actuales y limitaría en gran medida quién podría tener esto", añadió el experto, quien sin embargo afirma que se podrían usar otros músculos para alimentar el dispositivo.

"Las personas que necesitan que el marcapasos trabaje mucho o todo el tiempo, o para administrar la desfibrilación, usan mucha más electricidad, por lo que es importante que cualquier dispositivo autoalimentado tenga suficiente energía almacenada para estas situaciones", agrega.

Los marcapasos con esta nueva tecnología ofrecen ventajas de excelente rendimiento de salida, alta densidad de potencia y buena durabilidad, y se espera que encuentren aplicación en los campos de tratamiento y diagnóstico como bioelectrónica simbiótica in vivo.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.