Extraña flor que se creía extinta fue captada por un dron [VIDEO]

Hibiscadelphus woodii
Kenneth R. Wood / National Tropical Botanical Garden
 

Los empleados del Jardín Botánico Tropical Nacional en Hawai descubrieron una planta que se creía extinta, utilizando un avión no tripulado. La última vez que el único representante conocido de la planta Hibiscadelphus woodii fue vista con vida fue en 2009, y en 2016 se le consideró extinta. Los detalles fueron publicados en el sitio web del jardín botánico.

La H. woodii pertenece a la familia Malvova, endémica de la isla Kauai y que crece en acantilados escarpados. Se encuentra solo en la región del valle de Kalalau y crece hasta 2,5 a 5 metros de altura. La planta fue descubierta en 1991, y una nueva especie fue descrita cuatro años después.

Inicialmente, se encontró un grupo de cuatro plantas, pero las piedras aplastaron tres de ellas y solo sobrevivió una flor, la cual se vio con vida por última vez en 2009, y dos años después, la planta fue encontrada muerta. Aunque se recolectó polen de este último ejemplar, los intentos de cruzarla con la especie relacionada H. distans fracasaron y H. woodii se declaró oficialmente extinta en 2016.

El valle de Kalalau es un área inaccesible de la isla de Kauai, por lo que el personal de los Jardines Botánicos Nacionales Tropicales de EE.UU. estudia la flora con un multicóptero. Durante el último vuelo, los investigadores encontraron una Hibiscadelphus woodii en una de las rocas y publicaron un fragmento del video del vuelo en YouTube.

Representantes del Jardín Botánico Tropical Nacional señalan que el género Hibiscadelphus tiene ocho especies, de las cuales seis se consideraron extintas. Sin embargo, los especialistas sugieren que, tal vez, otros representantes de este género hayan sobrevivido y se puedan encontrar en el futuro.

Esta no es la primera vez que los biólogos usan drones para estudiar plantas. De este modo, los ingenieros suizos convirtieron un dron en un sistema automatizado para examinar las cavidades en los árboles, y los japoneses aprendieron a usar drones y una red neuronal para determinar la composición de las especies del bosque.
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.