Sonda InSight registra su primer ligero “martemoto” [VIDEO]

JPL / NASA 

El sismógrafo SEIS, instalado en Marte por la sonda InSight de la NASA, registró su primer evento sísmico. De acuerdo a la agencia espacial francesa CNES, el ligero evento sísmico tuvo lugar en el mismo lugar donde se había colocado la herramienta. Anteriormente los científicos habían ubicado las señales, pero eran mucho más débiles y podían ser causadas ​​por el viento.

Si se confirman los datos, será el primer “martemoto” de la historia. Hasta ahora, los temblores sísmicos solo se habían observado en la Luna, con la ayuda de sismógrafos llevados por las misiones Apolo. Los primeros sismógrafos ya habían volado a Marte a bordo de las sondas Viking en 1976, pero en el Viking 1, este dispositivo no pudo ponerse en funcionamiento.

El mismo dispositivo comenzó a funcionar en el Viking-2, pero resultó que la posición del dispositivo en sí y su relativa baja sensibilidad no permitieron obtener datos reales; respondía principalmente a la vibración de La sonda y el viento. Hay evidencia de que sintió una sacudida en noviembre de 1976, pero es más probable que se hubiese tratado de una fuerte ráfaga de viento.

Marte está sísmicamente activo

Luego, 40 años después, la plataforma de aterrizaje de la misión InSight colocó el dispositivo SEIS a solo unos pasos de sí misma. Posteriormente, el 6 de abril de este año, los sensores sismográficos registraron una señal sísmica distinta similar a las sacudidas registradas en la luna por los instrumentos de las misiones Apolo.

El evento del registro del choque confirma la idea de que Marte todavía está sísmicamente activo, y convierte al Planeta Rojo en el tercer cuerpo del Sistema Solar, donde se realizaron estudios similares. En ese sentido, Philippe Lognonné, investigador principal de SEIS dijo, "Es muy emocionante tener finalmente evidencia de que Marte sigue siendo sísmicamente activo".

Otras tres señales, que se registraron el 14 de marzo, el 10 y el 11 de abril de 2019, tenían una intensidad mucho menor y se captaron solo con sensores VBB de sismógrafos ultra sensibles. Pueden tener un origen sísmico, pero no hay plena confianza en que sea así y se necesita más investigación. Sin embargo, los científicos creen que al menos dos de ellos no fueron causados ​​por el viento u otras fuentes de ruido.

Aunque esta es una indudable victoria para la compleja sonda y el equipo de científicos, la misión en sí no está libre de problemas. Hace unas pocas semanas se supo que el taladro de InSight se había atascado y que las “chances no se veían prometedoras”.
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.