Asunto serio: 21 millones de niños no se vacunan contra el sarampión cada año

Pixabay

En los primeros tres meses de este año, los casos por sarampión se triplicaron en comparación con el mismo período del año pasado. Esto no es lo único que ha generado alarma, ya que se ha revelado un análisis donde se estima que 169 millones de niños en todo el mundo han perdido la primera dosis de una vacuna contra esta enfermedad. Los detalles fueron publicados por New Scientist.

Para el estudio realizado por Unicef, se analizaron datos globales desde 2010 a 2017 y se determinó que cada año, en promedio, 21.2 millones de niños pierden su primera dosis de vacuna. Estados Unidos, Francia y Reino Unido son los países en donde más infantes no han recibido su vacuna: 2,6 millones, 608.000 y medio millón, respectivamente.

¿Por qué es importante recibir esta primera dosis?

Para poder estar protegidos, los niños necesitan dos dosis de una vacuna MMR, la cual también es conocida como vacuna contra el sarampión, paperas, rubéola. Esto es importante para prevenir estas enfermedades que pueden ser mortales en los infantes; de hecho, 110.000 personas, mayoritariamente niños, murieron por sarampión en 2017, representando un aumento del 22% con respecto al año anterior.

De acuerdo con los datos preliminares de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de casos de sarampión en los primeros tres meses de 2019 aumentó en más del 300% en comparación con el mismo período del año pasado. Actualmente, se observan brotes de la enfermedad en más de 10 países.

"El virus del sarampión siempre encontrará niños no vacunados", asegura Henrietta Fore, representante de Unicef. "Si somos serios acerca de evitar la propagación de esta enfermedad peligrosa pero prevenible, necesitamos vacunar a todos los niños, en países ricos y pobres por igual".

La OMS también recomienda que al menos el 95% de las personas se vacune con el sarampión, lo cual provee de una “inmunidad de grupo”. Esto quiere decir que la enfermedad no podría encontrar tan fácilmente a personas susceptibles, evitando que la infección se propague a través de la población.

Sin embargo, no todos son malas noticias. En 2016 y 2017, Reino Unido pudo vacunar al 95% de sus niños con la primera dosis de la vacuna, aunque el porcentaje disminuyó a un 88% con la segunda MMR. Unicef asegura que las bajas tasas de vacunación en todo el mundo reflejan "falta de acceso, sistemas de salud deficientes, complacencia y, en algunos casos, temor o escepticismo acerca de las vacunas".

El sarampión ha comenzado a extenderse en América Latina, en Uruguay se registraron tres casos de sarampión luego de 20 años sin uno solo. Por su parte, el Ministerio de Salud de Perú reportó caso de sarampión importado de España. Además se mencionó que el brote de sarampión en Brasil podría deberse a la situación en Venezuela y a la baja vacunación.
 

Adrian Díaz
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma:www.nmas1.org”.​​​​​​

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.