¡Airlander 10 reloaded! La aeronave más grande de la Tierra será eléctrica

Airlander 10
Hybrid Air Vehicles

La compañía aérea británica Hybrid Air Vehicles recibió una subvención de USD$ 1.4 millones para el desarrollo de un sistema de propulsión completamente eléctrico, a implementar en el avión más grande del planeta: Airlander 10. Según informa The Engineer, el acuerdo se celebró en el marco del programa de gobierno para el apoyo de la investigación aeroespacial del Reino Unido.

Airlander 10 se ha desarrollado desde mediados de la década del 2000 con un propósito directamente proporcional a su lujosa envergadura. Detrás de su fantástica apariencia de nube de comics, reúne una mezcla de ingredientes: avión, dirigible y helicóptero. Pertenece a la clase de aeronaves más pesadas y opulentas jamás vistas en el aire. Presume una longitud de 92 metros, un ancho de 43.5 metros y una capacidad de carga de diez toneladas. Con tripulación a bordo, la unidad es capaz de sobrevolar hasta por cinco días. 

El Airlander 10 es una bola voluminosa de helio, quién genera hasta el 40% de la fuerza de elevación requerida para despegar y mantenerse en el aire. El resto del trabajo recae en cuatro motores turbodiesel, con una capacidad unitaria de 350 caballos de fuerza que permite una velocidad crucero de vuelo de 140 km/hora.

Nuevo sistema de propulsión eléctrica 

Tiempo atrás, el sueño de ascender Airlander 10 se había desmoronado como globo pinchado. Pero ahora, HAV en asociación con Collins Aerospace y Nottingham University, planifican instalar un nuevo sistema de propulsión eléctrica de 500 kilovatios de potencia, con el objetivo de reemplazar los motores delanteros de combustión.

Su desarrollo se llevará a cabo en el marco del proyecto E-HAV1, gracias a la suculenta subvención de £ 1.1 millones. Como parte del programa de tres años de duración, el equipo llevará a cabo pruebas exhaustivas en tierra del prototipo del sistema de propulsión de tamaño completo, una vez que se haya construido. Finalmente, Airlander 10 estará preparado para pruebas de vuelo extendidas. 

"La propulsión eléctrica tiene el potencial de revolucionar los aviones al proporcionar reducciones significativas en las emisiones de carbono, ruido, consumo de combustible, costos de operación y mantenimiento", manifestó Marc Holme, director de ingeniería de sistemas de transmisión de motores de Collins Aerospace. Por todo ésto, una versión híbrida y completamente eléctrica de Airlander 10 representaría un logro importante para la industria aeroespacial y la alternativa ecológica más viable de "elevar" la conciencia.

 

Sofía Dottori Fontanarrosa
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”.  

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.