Luego de 3 años, las bolsas biodegradables no se degradan como se creía

Universidad de Plymouth

En los últimos años se ha promovido disminuir el uso de bolsas de plástico o utilizar las biodegradables. Pero ¿estas se degradan rápidamente como afirman los ambientalistas? Una nueva investigación descubrió que estas amigables soluciones son realmente enemigas del medio ambiente, ya que luego de tres años no se han descompuesto como se esperaba. Los detalles fueron presentado en Environmental Science & Technology.

Los investigadores de la Universidad de Plymouth en el Reino Unido se preguntaron si las mezclas químicas biodegradables que se encuentran en las bolsas hacen que estas se descompongan más rápido. Lo sorprendente que notaron fue que una bolsa desechada aún podía cargar con una gran cantidad de compras y que incluso “para una bolsa biodegradable poder hacer eso fue lo más sorprendente”, aseguró Imogen Napper, investigador principal del estudio.

¿Biodegradable?

Las bolsas biodegradables se convirtieron en una opción ecoamigable frente a las clásicas bolsas de plástico. Es decir, cuando alguien ve esta etiqueta, considera que se degradará rápidamente en comparación a las convencionales. Sin embargo, la investigación muestra que esto no es necesariamente así.

Para la investigación se utilizó cinco tipos diferentes de bolsas de plásticos. Se empleó dos tipos de bolsas oxo-biodegradable (diseñadas para romperse en fragmentos de manera relativamente rápida, pero dejan pequeños microplásticos); además de una bolsa biodegradable y una bolsa compostable (son un subconjunto de plásticos biodegradables que se desarrollan para degradarse más rápido). También se contó con una bolsa de plástico de polietileno de alta densidad convencional.

Los plásticos fueron probados en aire, suelo y océano para luego medirles la pérdida y desintegración, así como su resistencia, superficie y estructura química. El aire tuvo un efecto mínimo en todas las bolsas: las dividió en fragmentos en solo nueve meses.

Por otro lado, el suelo y el agua tuvieron un efecto diferente. Luego de tres años, las bolsas biodegradables, oxo-biodegradables y la convencional podían ser usadas para seguir comprando luego de haber sido sumergidas o enterradas.


Estudio demuestra que después de años, las bolsas biodegradables no se degradan del todo / Universidad de Plymouth

A pesar de que ninguna de las bolsas logró deteriorarse completamente en los tres ambientes, la bolsa tipo compostable tuvo un mejor resultado. De hecho, en el entorno acuático fue desapareciendo durante tres meses, aunque luego de 27 meses se encontraron fragmentos en los suelos.

"Demostramos aquí que los materiales probados no presentaron ninguna ventaja consistente, confiable y relevante en el contexto de la basura marina", explica uno de los miembros del equipo de investigación, Richard Thompson

Lo que esperan

Con esta investigación, los científicos pretenden generar conciencia entre la población sobre lo que es “biodegradable”. De hecho, esto no significa nada si es que no está compuesto por materiales que se degradarán en un breve lapso de tiempo.

Por otro lado, el equipo considera importante establecer estándares internacionales más estrictos sobre lo que significa algo biodegradable. "Esta investigación plantea una serie de preguntas sobre lo que el público podría esperar cuando ven algo etiquetado como biodegradable", asevera Thompson.
 

Adrian Díaz
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma:www.nmas1.org”.​​​​​​

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.