Este dron puede volar verticalmente e imitar el aterrizaje del cohete Falcon 9 [VIDEO]

Daniel Riley 

Un ingeniero estadounidense creó un avión no tripulado de dos rotores con una carcasa vertical. Para poder volar, el dron mantiene el equilibrio al desviar los ejes del rotor en ambos extremos del casco, los detalles del aparato han sido publicados en Hackaday.

La mayoría de los drones civiles y pequeños utilizan un esquema de cuadrocópteros con rotores con hélices ubicadas en el mismo plano. Se utiliza este esquema ya que es mecánicamente simple y evita usar sistemas complejos de control de giro e inclinación, como un plato cíclico o rotores con un eje variable y un vector de empuje.

Sin embargo, también existen muchos otros esquemas, con un número incluso menor de tornillos, por ejemplo, con dos. Como regla general, tales drones utilizan un circuito de alojamiento horizontal y rotores giratorios.

Como un Falcon 9

Ahora, el ingeniero estadounidense Daniel Riley creó un bicóptero con un diseño inusual: el centro de comando está ubicada verticalmente, y a sus extremos van los rotores equipados con mecanismos de control de vectores de empuje. Este mecanismo consiste en un cardán de dos ejes, en el cual se fija un motor con un tornillo, así como dos motores adicionales que controlan la inclinación del rotor en dos direcciones.

El ingeniero señala que eligió un esquema con dos mecanismos de desviación del eje del rotor para un mayor control cuando un dron caiga desde una gran altura. Riley comentó haber estado desarrollando el aparato durante varios meses y que podría repetir el aterrizaje de la primera etapa del cohete Falcon 9 de SpaceX.

El dron funciona bajo el control del controlador de vuelo iNav. Durante el vuelo, las hélices del dron giran en direcciones opuestas, lo que evita que el aparato pierda el equilibrio. Si el operador necesita girar el dispositivo, el dron ralentiza la rotación de un tornillo y acelera la rotación del otro. Para la inclinación y la estabilización, el aparato gira uno o ambos rotores en una dirección u otra.

En el video publicado por el desarrollador, se puede ver que el dron es capaz de mantenerse en el aire y volar rápidamente en una dirección determinada. Sin embargo, las pruebas con el apagado del motor a gran altitud fallaron porque durante la primera prueba el dispositivo no tuvo tiempo de volver a encender los motores. Debido a esto, uno de los mecanismos de inclinación del tornillo se dañó, y el ingeniero tuvo que reemplazarlo con un rotor fijo sin control de inclinación.

Últimamente se han observado desarrollos inusuales en el campo de los drones pequeños. Por ejemplo, ingenieros japoneses crearon un multi-rotor, que consta de cuatro segmentos que pueden cambiar la posición relativa. Gracias a este inusual diseño, el dron puede volar a través de espacios estrechos.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.