Drones pequeños con IA ya son capaces de evitar choques en el aire

La imagen del sistema Casia

Iris Automation

 

La empresa estadounidense Iris Automation desarrolló un sistema para drones que les permite evitar las colisiones. El programa llamado Casia ya está disponible en el mercado. Pero todavía no está certificado para los vuelos bajo la línea de visión de los operadores, reporta la revista Avionics International

Los sistemas que permiten a los drones evitar las colisiones en el aire están en el foco de atención de muchas empresas desde hace tiempo. Se cree que con este tipo de programa los aviones no tripulados podrán realizar vuelos en el mismo espacio aéreo que aviación civil sin riesgo de catástrofes. 

 

¿Qué soluciones para evitar la colisión ya existen?

Por un lado, algunos ingenieros sugieren crear un sistema de control del tráfico aéreo que incluiría tanto aviones tripulados como no tripulados. Otros desarrollan programas autónomos para los drones que están conectados a estaciones de radar. Pero no hay ninguna solución que se utilice en gran escala.  

Además, los sistemas automáticos que permiten evitar la colisión en el aire automáticamente en su gran mayoría pesan mucho y son bastante grandes. Por eso solo es posible instalarlos a los drones de mayor tamaño.

Un único cielo para todos

Los programadores de Iris Automation dicen que su sistema es bastante compacto y ligero, por eso se puede instalar a cualquier tipo de avión no tripulado, incluso a los drones de aficionados. Al mismo tiempo, afirman que es un sistema universal y funciona tanto en multicópteros como en helicópteros y aviones no tripulados. 

Casia consta del bloque conectado al sistema de piloto automático del avión no tripulado y la cámara de alta definición. El bloque depende del algoritmo que sabe localizar los objetos aéreos y determinar su tipo usando la imagen de su cámara. Ese sistema está basado en el aprendizaje automático.

También puede determinar la trayectoria del objeto, la distancia estimada y evaluar la conjunción de sus rutas. En caso de que haya una posibilidad de colisión con el avión tripulado, el algoritmo ordena cambiar el rumbo. 

Anteriormente el centro de los aviones no tripulados de Ohio y la Fuerza Aérea de EEUU habían anunciado que realizarían una prueba de un sistema de control del tráfico aéreo para drones llamada SkyVision. El test tendrá lugar en el aeropuerto Springfield–Beckley en Ohio. 

 

 

Yana Berman
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.